¿No puedes sacarte una canción de la cabeza? Descubre qué pasos seguir para acabar con las “canciones taladro”

En ‘De Sábado con Christian Gálvez’ te explicamos por qué no puedes dejar de cantar una canción en tu cabeza y cómo deshacerte de ella

video

¿No puedes sacarte una canción de la cabeza? Descubre qué pasos seguir para acabar con las “canciones taladro”

Pulsa para reproducir el video

Tiempo de lectura: 2’

Los humanos hemos conseguido poner un pie en la Luna, desarrollar remedios para curar todo tipo de enfermedades e incluso entender algunas partes de ciertas películas de David Lynch, pero todavía no hemos descubierto por qué existen las llamadas «canciones taladro», esos temas y musiquitas que nos perforan el cerebro y se quedan a vivir en él durante días, semanas e incluso meses.

Según la Universidad de Helsinki esto le sucede al 90 por ciento de las personas al menos una vez por semana. Las canciones taladro han sido y son objeto de investigaciones científicas realizadas en prestigiosas universidades, entre ellas las de Reading y Saint Andrews, en Reino Unido y la verdad es que no han avanzado mucho, pero han llegado a algunas conclusiones sobre lo que se conoce como “Efecto Zeirganik”, que consiste en que nuestro cerebro se queda estancado en procesos mentales incompletos…

La primera conclusión es que esa canción que se nos queda flotando en la cabeza se nos mete en el cerebro con independencia de que sea buena o mala o de que nos guste o nos disguste. Si la canción o musiquilla es predecible (esa típica melodía que escuchamos por primera vez, pero somos capaces de tararearlo porque sabemos cómo sigue) es una firme candidata a metérsenos en la cabeza. Si no contiene cambios bruscos o súbitos de ritmo, también es una canción para quedarse. Y si tiene lo que se conoce como «potencia melódica», o sea, fragmentos o secuencias que se repiten rítmicamente, es una firme candidata a hacernos compañía durante mucho tiempo.

Los científicos y analistas del comportamiento humano han conseguido describir el fenómeno de las canciones taladro con todo detalle, pero en lo que no se ponen de acuerdo es en la solución… Los de la Universidad de Reading dicen que el esfuerzo de mascar un chicle contribuye a olvidar esas músicas, pero hay expertos que señalan que el mejor método es escuchar una canción radicalmente diferente para olvidar la anterior. Aunque el riesgo es que haya que repetir varias veces ese procedimiento, incluso hasta el infinito.

La revista Psychology Today sugiere un método para extraer de la cabeza las canciones taladro. Consta de cinco pasos:

  1. Identifica claramente qué canción te está taladrando.
  2. Busca en internet una versión completa de esa canción.
  3. Escúchala entera con toda tu atención y pasa unos minutos pensando en ella.
  4. Inmediatamente después ponte a hacer sudokus o crucigramas, algo que para lo que necesites poner mucha atención.
  5. Si no se te ha marchado la canción, ponte a escuchar muchas veces una que te guste: al menos estarás durante los próximos días tarareando el tema que te apasiona.

Si alguna de estas canciones se te meten en la cabeza y no puedes sacarlas de ahí… la música de Super Mario Bros, El ‘Never Gonna Give You Up’ de Rick Astley, la sintonía del Tetris, el ‘Happy’ de Pharrell Williams o el ‘YMCA’ de Village People… ya sabes que puedes probar a seguir estos pasos. Y para que no pares de canturrear lo que queda de día... ¡Aquí tienes una de las "canciones taladro"!

CADENA 100