Una mujer decide dar a su hijo una lección ejemplar

El joven no está tan contento como ella pero seguro que ha aprendido la lección

audio

Una madre da una lección de vida a su hijo

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 1’

Becky Crandley es madre de un adolescente y sabe qué conlleva tener a un joven de 13 años en casa. A veces se comportan mejor, otras veces peor, en ocasiones nos dan respuestas un tanto incómodas. Esta mujer, harta de recibir quejas por parte de los profesores del instituto de su hijo, decidió poner orden y darle al joven una lección.

Ella, antes de tomar cartas en el asunto, le dio un ultimátum: si volvía a recibir advertencias de los profesores por su mal comportamiento: le daría una lección difícil de olvidar. Y él, una vez más, volvió a liarla en clase. Becky no tuvo más remedio que cumplir su promesa: se presentó en el colegio para darle al joven una lección y vigilar de cerca su comportamiento.

Ella volvió al colegio para que él aprendiera la lección

Ella acudió al instituto y se presentó en plena clase de su hijo, que no podía imaginarse que eso sólo era el principio del castigo. Ella pidió permiso al colegio para ocupar el asiento de al lado de su hijo mientras durase este castigo y le dijeron que sí. ¡Dicho y hecho! Ella tomó asiento al lado de su hijo y dejó claro el mensaje que quería transmitirle: "la mala educación y la falta de respeto no las puedo soportar", declaró a un medio de comunicación inglés.

Su hijo no ha quedado muy contento pero ella ha recibido las felicitaciones de muchos de los padres de otros alumnos. ¿Qué te parece este castigo?

CADENA 100