Una atracción de un parque temático esposa a sus visitantes

Está en Japón y es solo apta para los más atrevidos

audio

Una atracción esposa a sus visitantes

Pulsa para reproducir el audio

 

Tiempo de lectura: 1’

Los parques de atracciones son una opción perfecta para dejar a un lado el aburrimiento y pasar un día lleno de diversión. Tanto niños como adultos disfrutan de sus múltiples montañas rusas y algunos incluso realizan turismo dedicado únicamente a la visita de algunos de los parques temáticos más reconocidos alrededor del mundo.

En Japón, el parque de Fuji-Q Highland instaló el pasado mes de abril una de las atracciones más terroríficas. Su nombre es la "Mina sin fin" y sus pasajeros recorren las galerías a través de un carro para descubrir la verdad... ¡con las manos esposadas! Esconde una historia que la sitúa en una mina abandonada excavada por ladrones que intentaron robar al millonario Takeda Shingen. Las instalaciones fueron selladas entonces por la sucesión de varias muertes repentinas. 

Lo que más llama la atención no es la leyenda, sino que los visitantes, como ya hemos dicho, llevan las manos atadas. Todo esto se realiza con el fin de que los pasajeros sientan una mayor sensación de impotencia y sean capaces de meterse en el papel que desempeñan durante el recorrido. 

Aunque la atracción dura solo cinco minutos, provoca una sensación real de ser arrastrado hacia las profundidades de una mina gracias a la oscuridad total durante todo el viaje, a unos auriculares con sonido envolvente 3D y los más de 30 tipos de artilugios utilizados. 

Está claro que, de primeras, lo de ir esposado da un poco de miedo pero debes recordar que se trata simplemente del proceso para vivir una experiencia inmersiva. Aun así, no te preocupes si necesitas ayuda ya que el personal del parque te acompañará en todo momento. Cuéntanos, ¿te atreverías a montarte? 

CADENA 100