Una app para poner excusas y dejar las videollamadas de trabajo

¿A ti también te fatigan las videollamadas de trabajo? ¡Aquí está la solución!

audio

Una app para poner excusas y dejar las videiollamadas de trabajo

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

El confinamiento hizo que nos adaptásemos rápidamente a las videollamadas y las excusas para terminarlas lo antes posible también se han multiplicado ahora que tenemos tantas reuniones y videoreuniones acumuladas. ¿Cuántas veces has dicho eso de que tenías otra llamada para terminar con esa reunión que ya se estaba alargando demasiado? ¡Ahora hay una app que pone excusas por ti!

Se llama 'Zoom Escaper' y lo que proporciona son diferentes excusas en forma de audio. Es decir, si activas esta app tendrás a tu disposición un catálogo de sonidos que entorpecerán tu comunicación y que te harán cortar la llamada con facilidad. Desde ladridos de perro, llantos de bebé o sonidos de obra o vientos fuertes que harán que quieran colgar lo antes posible y terminar con esas reuniones.

Consejos para evitar el estrés en las videollamadas

Nuestros compañeros de 'De sábado con Christian Gálvez' nos compartieron infinidad de consejos que a todos nos vienen muy bien. En una videoconferencia nos vemos a nosotros mismos, de manera que lo primero que hacernos es obsesionarnos con nuestro aspecto físico, con el orden en casa o con la ropa que llevamos. Y en una videoconferencia vemos cómo se reduce drásticamente nuestra movilidad: nos hemos acostumbrado, por ejemplo, a movernos mientras hablamos por teléfono y en las videollamadas de Zoom no lo podemos hacer.

Algunos consejos para combatir estos problemas serían:

  • Si se puede, hacer las videoconferencias con el móvil: a pantalla más pequeña, menos nos obsesionamos.
  • Despreocuparnos de la ropa y vestir prendas que no llamen la atención: nada de rayas, cuadros, flores hawaianas ni colorinchis estridentes.
  • Buscar un encuadre (en una videoconferencia cada uno es su estilista, escenógrafo y director de fotografía) en el que se vea poca casa, evitando esos planos estupendos en los que el jefe dice cosas muy serias y al fondo se ve perfectamente en la estantería un calcetín colgando del diccionario.
  • Y, si no hay más remedio, asistir a la videoconferencia sin imagen, sólo con sonido. Puedes poner en tu lugar un salvapantallas con la cara de Viggo Mortensen o Uma Thurman: a los dos minutos se habrán acostumbrado. Está garantizado.
CADENA 100