El truco infalible para que tus toallas queden perfectas y quitar el mal olor

Si las toallas no se lavan bien pueden dejar olor y restos de humedad: ¿sabes cómo quitarlo? ¡Es muy fácil!

audio

El truco infalible para que tus toallas queden perfectas y quitar el mal olor

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

¿Cuál es la mejor manera de lavar las toallas? Ahora que llega el verano y vamos a poner más de una lavadora de toallas (de playa, piscina o simplemente de ducha), ¡toca aprovechar al máximo el poder de la lavadora! Eso sí, otra cosa que hay que hacer es tener el cuenta la tarifa horaria que, como sabes, acaba de cambiar recientemente y nos vamos a tener que poner más de un despertador para que no se nos dispare la factura.

¿Y cuál es la mejor forma de lavar una toalla para que quede limpia, esponjosa y snin olores extraños? Lo ideal, primero, es dedicar un lavado solo a las toallas. Así no se mezclarán tejidos y podremos regular la temperatura del agua para ponerla caliente, lo ideal para lavar toallas. Una cosa importante a la hora de lavarlas es no utilizar suavizante. Por extraño que pueda parecer, el suavizante hace que la capacidad de absorción de las toallas se reduzca.

El secado es mucho mejor en la secadora o al aire libre, en un lugar donde no reciban sl directamente. Y si después de todo esto las toallas tienen mal olor: lávalas de manera separad con vinagre blanco, limón y sal o con bicarbonato.

¡No te olvides de lavar las sábanas con frecuencia!

En las sábanas y la ropa de cama, en general, se acumulan ácaros y bacterias, así como sudor o células muertas de la piel. Así, los expertos recomiendan que, para mantener una higiene saludable, deberíamos cambiar la ropa de cama, al menos, una vez a la semana. En caso de sudar mucho o estar enfermo, esa cantidad debería aumentarse a dos o incluso tres veces por semana. También es importante que, al quitar las sábanas sucias, dejes la cama sin hacer y la habitación ventilándose, antes de poner la ropa de cama limpia.

En cuanto a la funda de la almohada, ese período se acorta aún más. Precisamente porque nuestro rostro y nuestro pelo están en contacto directo con ella, y una funda de almohada sucia puede ocasionar la aparición de espinillas en nuestra piel si no está suficientemente limpia. Aquí debemos hablar también de intentar mantener la finda de la almohada sin restos de maquillaje o cosméticos, algo bastante difícil

CADENA 100