El truco infalible para cortar la sandía de forma fácil y sin desperdiciar nada

Cortar la sandía nunca fue tan fácil, ¡este truco sí que funciona!

audio

¿Cómo cortas la sandía?

Pulsa para reproducir el audio

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 1’

¿Te has cansado de desperdiciar sandía cada vez que la cortas? Es una de las frutas más complicadas de cortar y tienes que aprovecharla bien si quieres disfrutar de toda la sandía y no dejarte ni un trocito en la cáscara. ¡Pero esto tiene solución! Muchas veces los tutoriales que nos encontramos por Internet no suelen funcionar pero hemos comprobado que este sí y que va a ser uno de los trucos que pongamos en práctica próximamente.

El truco es tan sencillo que solo necesitarás hilo dental para ponerlo en práctica. Lo ideal es que tengas la sandía partida en cuatro cuartos para facilitar la tarea y que sea un trozo más manejable. Una vez tengas la sandía dividida en cuatro partes, coge hilo dental, introdúcelo entre la corteza y la pulpa y simplemente deslízalo a través de la sandía... ¡saldrá con un corte limpio y dejando la cáscara totalmente impoluta!

Mira el vídeo explicativo que ha dado la vuelta al mundo en pocos días, ¡por fin un tutorial de Internet que es fácil seguir!

La sandía es una de las frutas favoritas del verano, de las más sabrosas y que, además, cuenta con infinidad de propiedades y beneficios para nuestro organismo. Al tener gran cantidad de agua, es ideal para hidratarnos y tener siempre cerca una fuente de antioxidantes que reparan nuestra piel. Está cargada de vitaminas A, B, C y tiene potasio, magnesio, hierro, fósforo... muy baja en calorías y tiene buena cantidad de fibra para regular nuestro aparato digestivo.

No hay excusa para que este verano disfrutes de una buena sandía bien fresquita y explores, también, todas sus posibilidades en la cocina, ¡ahora cortarla es más fácil que nunca!

CADENA 100