¿Qué tiene el queso y por qué puede causar adicción?

El queso tiene casomorfina, una sustancia que hace que no podamos dejar de comer

audio

¿Sabes qué es la casomorfina?

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Luz García de Burgos

Tiempo de lectura: 1’

¿Qué tiene el queso que está tan bueno y, a veces, cuando coges un trocito no puedes parar? Pues hay una explicación... ¡y es la casomorfina! Al parecer esta sustancia es el secreto de su éxito y los científicos han demostrado su presencia en diferentes variedades de este delicioso alimento. Después de realizar un experimento con 500 estudiantes de la Universidad de Michigan se ha demostrado el efecto de la caseína, que libera la sustancia conocida como 'casomorfina', que es la que produce efectos similares a los opiáceos en la digestión después de comer queso. 

El queso es un alimento que está en muchas recetas y aperitivos: pizzas, pasta, salsas... ¿Y quién se resiste a un trocito de queso en cualquier merienda? Poca gente puede decir que no a tan delicioso bocado. Esta sustancia está presente no solo en el queso, está en todos los productos lácteos, pero es el proceso de elaboración del queso el que multiplica su efecto. 

La caseína está en todos los lácteos

Esta sustancia libera las casomorfinas, que son las responsables de generarnos una sensación de bienestar en el cerebro y nos puede llegar a generar adicción. ¿No te has dado cuenta de que suele suceder que comes un trocito y ya te apetece otro? ¿Eres de los que siente que la pizza, cuanto más queso lleva, más rica está? Pues según este estudio son, precisamente, los quesos más curados y con mayor grasa en su composición los que liberan más cantidad de estas sustancias.

Eso sí, hay algo que no ha podido demostrar este estudio y es la capacidad para engancharnos que puede tener el consumo elevado de queso. No es perjudicial para la salud pero, como siempre se recomienda, el consumo moderado es la mejor forma de disfrutar de este alimento. 

CADENA 100