El problema de ir a la peluquería con una foto como referencia

Ten cuidado si te toca ir a la peluquería y tienes una fotografía como inspiración

audio

La noticia de Jimeno

Pulsa para reproducir el audio

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 1’

No es nada extraño ir a la peluquería y llevar una fotografía, un recorte de revista o una imagen como referencia para que nos corten el pelo conforme hemos visto a alguien famoso. Pero, claro, eso conlleva sus riesgos. Para empezar debemos tener en cuenta que nuestra imagen no suele ser similar a la de la persona que muestra la foto y, por supuesto, debemos escuchar los consejos del peluquero o peluquera que sabrá bien guiarnos a la hora de elegir un corte que resulte favorecedor para nuestros rasgos.

Lo que le ha sucedido a este hombre es otro tema totalmente diferente. Él se dedicó a buscar imágenes y vídeos en Youtube para inspirarse y, después de una larga búsqueda, localizó el que más le gustaba. Hizo una captura de pantalla al vídeo justo en el momento en el que mejor se veía el corte y el estilo y lo llevó a su peluquero.

Una vez el peluquero captó la idea se dispuso a trasladarlo fielmente a la realidad. Y tan fielmente lo recreó en el pelo de su cliente que no se dejó ni un detalle: la captura de pantalla mostraba el sombreado del botón del play y él también lo reprodujo en el corte de pelo:

Está claro que es un artista de la tijera y que no se le escapa ni un detalle porque la reproduccion del corte de pelo es totalmente fiel a lo que había en la captura de pantalla. ¡Mucho cuidado con las imágenes que llevas a la peluquería para que te corten el pelo siguiendo ese ejemplo!

CADENA 100