Te pareces más a tu madre de lo que crees

Si tienes 33 años y eres mujer seguro que esto te suena

audio

¿A partir de que edad nos parecemos a nuestras madres?

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Luz García de Burgos
CADENA 100

Responsable digital de ¡Buenos días, Javi y Mar!

Tiempo de lectura: 1’

"Ay, el día que yo falte...", "como vaya yo y lo encuentre...", "¿has cenado bien? ¿Te has quedado con hambre?"... Estas frases te suenan, ¿verdad? Y seguro que en algún momento te has sorprendido pronunciándolas. Los estudios indican que, sobre todo, esto se produce a partir de una cierta edad: a partir de los 33 años las mujeres se parecen mucho a sus madres.

Este estudio publicado en el periódico británico The Mirror indica que al llegar a una edad aproximada de 33 años el parecido con nuestras madres empieza a ser notable. Mismas frases, costumbres, hábitos diarios que hace tu madre y que ahora repites... Esto se acentúa todavía más si la mujer es madre primeriza y comienza a replicar comportamientos que, inconscientemente, aprendió de su madre. 

A partir de los 33 años te pareces a tu madre

Esta investigación recoge los testimonios de 2.000 personas que formaron parte de un estudio realizado por el Dr. Julián de Silva, al que confesaron que se veían a sí mismas actuando como sus madres en muchas ocasiones y que habían perdido el punto de rebeldía de sus años de adolescencia y juventud. 

En cuanto a los hombres, el estudio también arrojaba datos interesantes y una edad similar: ellos rondan los 34 años cuando comienzan a parecerse a su padre. Al parecer, esta edad es clave en el paso a la edad adulta y cuanto más crecemos, más nos parecemos a nuestros progenitores.

Seguro que tú también estás notando que cada vez más te pareces a tu padre o madre, ¿qué frases de tu madre pensabas que nunca repetirías y ahora dices? ¿En qué cosas te ves reflejado en tu padre? ¡Cuéntanoslo en Facebook!

CADENA 100