La nueva tendencia wellness para cargarte de energía es el 'grounding'

Para cargarte de energía y disfrutar de sus beneficios solo necesitas una cosa: quitarte los zapatos

audio

¿Practicas el 'Earthing'?

Pulsa para reproducir el audio

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 2’

Los beneficios de la naturaleza en nuestro organismo son infinitos y cada avance y descubrimiento es mejor todavía. Desde hace unos años se publican estudios sobre el 'earthing' o 'grounding', una terapia que os ayuda a reconectar con nosotros mismos y con la tierra, con la naturaleza. El grounding te conecta con la tierra a través de tus pies, como si de una base de carga se tratase, caminar descalzo te reconecta contigo mismo y con la naturaleza.

Quitarnos los zapatos y poner los pies directamente en el suelo nos ayuda a reconectar con nosotros mismos y nos da una dosis extra de energía. Según comentan los expertos, de esta manera captamos a través de nuestros pies la energía que emana de la tierra y nuestras células se recargan. Volver a conectarnos con la naturaleza siempre nos carga de energía, ¿lo has notado? En este caso, el grounding sirve también en este proceso para conectarnos con los electrones que emite la tierra, que en nuestro cuerpo tenen efecto antioxidante.

De la arena de la playa al suelo de casa, todo es válido si te conecta a la Tierra

Una buena alimentación, un ritual de limpieza de elementos conectados a la red, ejercicio físico... y quince minutos al día de grounding, de poner nuestros pies descalzos en el suelo, sería suficiente para aliviar la tensión acumulada en nuestro cuerpo. Hay superficies que nos conectan más con esta energía y que nos llenan de beneficios de manera casi inmediata pero, si no tienes césped o arena de playa a mano, siempre puedes descalzar tus pies por casa y caminar sintiendo el suelo.

Según se ha analizado, los beneficios de este grounding son inumerables: el sueño mejora, nuestro estado de ánimo también se ve beneficiado y también aumentan nuestros niveles de energía. Además, siempre que puedas, practica ejercicio físico y dedica un tiempo de ese ejercicio a mantenerte en contacto con el suelo: realiza estiramientos, meditación o, simplemente, relájate y que tus pies o tus manos hagan contacto con el suelo.

CADENA 100