La manera más divertida de evitar que una visita en casa se prolongue demasiado

Ahora podemos recibir visitas pero alguna se nos hace demasiado larga... ¡este truco es infalible!

audio

La manera más divertida de evitar que una visita en casa se prolongue demasiado

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

Hemos pasado un tiempo sin recibir visitas en casa y ahora que más o menos vamos volviendo poco a poco a la normalidad y se pueden recibir algunas visitas... nos hemos dado cuenta de algo sorprendente. Hemos perdido la costumbre y muchas veces nos notamos cansados cuando tenemos a gente en casa: ¿y cómo les decimos que es momento de irse? Muchos invitados no pillan la indirecta cuando empiezas a acomodarte demasiado en el sofá e incluso les cuesta entender que si te pones el pijama es porque quieres acostarte ya... ¿hay alguna manera más sutil de decir a los invitados que ha llegado el momento de finalizar la fiesta?

Javi y Mar os han preguntado por vuestras mejores sutilezas para decir a la gente que vaya "ahuecando el ala" y, la verdad, hay sugerencias sutiles que no lo son tanto... Por ejemplo, Sonia Pades nos ha dejado un mensaje en Facebook comentándonos que su estrategia es pedir a los invitados que se lleven la basura al irse e, inmediatamente después, prepararles las bolsas. Mónica también es sutil pero utiliza a sus perros para enviar el mensaje: mueve las correas de sus mascotas para que le pidan ir a la calle y así no hay excusa, les toca salir a todos, anfitriones, perros e invitados.

"He tenido visitas que han venido y no han vuelto"

El teléfono también ha sido la estrella de la mañana y hemos recibido infinidad de llamadas al 900 444 100, ¡y nos encanta! Entre cientos de llamadas, Carmen nos ha llamado para darnos los buenos días y contarnos su estrategia: ella tiene una lista de canciones que son de fiesta, bailoteo... y tienen una última canción para cerrar la fiesta que no deja lugar a dudas. ¿Como te tomarías tú que te pusieran la canción de ir a la cama con los Lunnis?

Irina también nos ha llamado y dice que ella es un poco borde con las visitas: "muchas veces se han ido... y no han vuelto". Su truco es la ironía: "le digo a mi pareja que es el momento de sacar las escrituras de la casa para ver a nombre de quién está: ¿es nuestra o de las visitas?". Queda claro que la sutileza no es lo suyo...

¿Y tú? ¿Cómo haces para liberarte de las visitas que empiezan a ser un poco largas?

CADENA 100