Los trabajadores de una residencia deciden compartir confinamiento con los ancianos para evitar contagios

El coronavirus ataca especialmente a nuestros mayores y en esta residencia han tenido una idea espectacular

audio

Los trabajadores de una residencia deciden compartir confinamiento con los ancianos para evitar contagios

Pulsa para reproducir el audio

 

Tiempo de lectura: 2’

Estos días todos estamos muy pendientes de las residencias de ancianos, donde ya sabes que el coronavirus es especialmente peligroso. Por eso, leer estas historias nos anima especialmente y nos hace sentirnos orgullosos del personal sanitario de este país. Sin duda es una gran noticia que refleja que la solidaridad no solo se queda en nuestras casas sino también cuidando de los que más nos necesitan y en eso los trabajadores de esta residencia de ancianos han demostrado ser profesionales como la copa de un pino.

En Estella, en Navarra, en la residencia San Jerónimo, 15 de sus trabajadores han decidido encerrarse con los 62 ancianos residentes para evitar contagios. Es decir, van a pasar el tiempo que dure el confinamiento lejos de sus hogares y lejos de sus familias, para cuidar de los ancianos y así evitan las idas y venidas a la calle, con lo que esto supondría en cuanto a riesgo de contagio para los residentes. 

Además, tampoco faltan a su cita con los aplausos de las 20h a todo el personal sanitario y con una banda sonora muy especial: "Resistiré".

El director de la residencia, David Cabrero, nos ha contado en ¡Buenos días, Javi y Mar! que es una alegría para los residentes que están allí alojados ya que estar constantemente cuidados y acompañados las 24 horas por todos los trabajadores es algo excepcional. Ellos no consideran estar haciendo algo heroico ya que, como bien nos ha contado David, su trabajo es cuidar de los demás y están encantados de poder seguir haciéndolo ahora que es cuando más lo necesitan nuestros mayores. Sin duda es un momento para estar con ellos, ¡sin descanso! 

La residencia San Jerónimo de Estella en Navarra es un ejemplo de profesionalidad pero sobre todo de humanidad y cariño porque de las palabras de David se destila ánimo, positividad y amor por el trabajo y las personas que forman parte de él, en este caso, sus residentes y compañeros. ¡Podremos con todo! 

CADENA 100