La lección que hemos aprendido en 2020 y que ha modificado nuestra carta a los Reyes Magos

Son muchas las lecciones aprendidas este 2020 pero, sin duda, hemos visto un auge en la moda para estar en casa

audio

La lección que hemos aprendido en 2020 y que ha modificado nuestra carta a los Reyes Magos

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

Está claro que este año las tendencias han cambiado a la hora de elegir regalos y muchos de nosotros hemos tirado más por la comodidad de estar en casa a la hora de hacer nuestra lista de peticiones para los Reyes Magos. Si vas a celebrar el amigo invisible, si quieres hacer un regalo duradero o si, simplemente, quieres dar un extra de comodidad a tu descanso diario, ¡apúntate a la tendencia que más se va a llevar este año!

Sí, porque además de los típicos regalos y gadgets, uno de los regalos más buscados esta Navidad son las mantas. Las prendas de abrigo para estar por casa y, especialmente, las mantas de terciopelo y mantas de peso son las más buscadas por los elfos y los pajes reales para regalar en esta Navidad. En un año en el que hemos pasado mucho tiempo en casa hemos valorado esta comodidad y hemos descubierto, ademas, que dormir con un poquito de peso encima nos relaja, ¡y tiene una explicación!

¿Qué tipo de manta elegir y cuánto debe pesar?

Las mantas pesadas producen un efecto calmante y se han utilizado durante mucho tiempo en terapias para mejorar la calidad de sueño tanto en humanos como en animales, que también se ha utilizado para calmar, por ejemplo, a perros en momentos de estrés o ansiedad.

Según los expertos a los que se les ha consultado, esta presión ejercida por la manta podría tener similitud a un abrazo o un masaje. Es por eso que están especialmente recomendadas para personas mayores con problemas de insomnio.

A la hora de elegir un tipo de manta y qué tipo de peso elegir, lo importante, como siempre es que sea cómodo para la persona que lo va a utilizar. Es decir: material y tipo de composición debe estar a tu gusto ya prefieras algo más suave o algo más refrescante, siempre habrá un tipo de tejido que se adapte a lo que necesitas.

El peso elegido debe ser, como máximo, de un 10% de tu peso corporal. Y si compartes cama debes elegir una manta pesada que ronde entre el 20 y el 30% del peso de ambos. No son precisamente unas mantas baratas pero como su popularidad ha crecido exponencialmente en los últimos años ya se ha adaptado el precio para todos los bolsillos y, dependiendo del tamaño y el tipo de tejido que se elija, se pueden encontrar mantas a partir de 10-20 euros.

CADENA 100