Las sillas para trabajar desde casa aumentan sus ventas: ¿cuál es la mejor elección?

Estos días hay productos que han visto cómo su demanda aumentaba y las sillas para trabajar desde casa

audio

Otra de las cosas más buscadas en cuarentena

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 2’

El confinamiento ha hecho que nuestras costumbres en cuanto a la compra cambien ligeramente. ¿Cuáles son los productos más demandados en estos días en casa? El supermercado es el primer lugar en el que pensamos pero hay muchas otras compras que también son necesarias ahora que pasamos tanto tiempo en casa. Uno de los principales productos en los que antes no habíamos reparado son las sillas de escritorio. Probablemente a la hora de amueblar tu casa compraste una silla muy bonita pero no tenías intención de pasar en ella las 8 horas laborales... ¿verdad? Eso nos ha pasado a muchos. 

Elegir bien una silla de escritorio no solo es cuestión de precio. Debe tener ciertas características que ayudarán a que tu cuerpo no sufra las consecuencias de estar tanto rato sentado. Entre otras recomendaciones hay que tener en cuenta:

  • Asiento regulable. Si te decides a comprar una silla y puedes hacerte con una que tiene un asiento regulable en altura y posición es lo ideal. Debes poder corregir la altura y posición para que no te quede ni muy alta ni muy baja al respecto del escritorio y que permita modificar la postura de la espalda para no forzar los músculos. 
  • Los apoyabrazos. Deben facilitar, también, que tengamos una postura cómoda. Pero mucho ojo con que no nos dejen acercarnos a la mesa, ¡es muy importante estar a una distancia adecuada! 
  • Evidentemente, el alcolchado es importante. Está claro que estar cómodo no es cuestión de rigidez, cuanto más cómoda sea nuestra silla mejor trabajaremos porque podremos pasar más tiempo concentrados y sin dolores. 

¿Cómo ha cambiado nuestra cesta de la compra?

No solo los muebles han visto cómo la demanda aumentaba, también las tiendas online han multiplicado sus pedidos ya que las restricciones de compra en los supermercados hacen que tengamos que seguir varias recomendaciones a las que antes no nos habíamos enfrentado y es preferible, por supuesto, quedarse en casa para evitar la propagación del coronavirus. Eso nos ha servido para hacer pedido de otros alimentos que también han visto cómo sus ventas incrementaban en estos días de confinamiento: harinas, levaduras, cerveza y productos de limpieza como la lejía son ahora 'básicos' en muchas cestas de la compra. 

CADENA 100