El inesperado desenlace de una 'kiss cam' que no acabó en matrimonio

Se arrodilló frente a su novia cuando la cámara les grababa pero no terminó como todos esperaban

audio

La bromas pueden ser muy pesadas

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 1’

¿Sabes lo que es una kiss-cam? Son uno de los entretenimientos más famosos en los eventos deportivos de Estados Unidos y también en Canadá desde hace años. Esta kisscam se trata de una cámara que busca parejas de manera aleatoria entre los asistentes al partido mientras proyectan las imágenes en las pantallas gigantes que hay en el estadio. Cuando se detienen en la pareja seleccionada, éstos se pueden ver a tamaño gigante y, por lo general, la imagen acaba en beso... ¡o en petición de matrimonio! Muchas de las imágenes de pedidas de matrimonio estadounidenses más divertidas se han dado en estos eventos y se hacen realmente virales en cuestión de minutos. 

En esta ocasión ha sucedido algo similar: la kisscam se detuvo en una pareja durante un encuentro que disputaba el New York Islander en su estadio y, por supuesto, se besaron. La locura se desató cuando el chico se levanta de su asiento y se arrodilla... ¡la multitud enloqueció! 

Todos esperaban que pidiese matrimonio a su novia pero pasó algo inesperado, aquí puedes ver el vídeo del momentazo:

El hombre se arrodilló frente a su novia y metió la mano en su bolsillo derecho, hizo como que buscaba algo y su novia ya esperaba la petición totalmente sorprendida y emocionada ante el gesto de su chico. Ella, con la emoción contenida y tapándose la boca por la sorpresa, se puso en pie. En ese momento, el hombre sacó la mano de su bolsillo y no llevaba nada dentro... ¡se puso a atarse los cordones de las zapatillas! 

Todo el público, novia incluida, entendieron que se trataba de una broma y la emoción se convirtió en carcajadas... ¡vaya forma de 'trolear' a su pareja! 

CADENA 100