La increíble sorpresa que encontró un hombre entre los muros de su casa

Lo más increíble de todo es que este hallazgo tenía una explicación lógica

audio

La increíble sorpresa que encontró un hombre entre los muros de su casa

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 1’

Ni una ni dos: 158 bolas de jugar a los bolos encontró este hombre emparedadas en su casa. David Olson es un vecino de Michigan, en Estados Unidos, que decidió hacer reforma en su casa y al tirar los muros descubrió que había objetos extraños entre las paredes. Lo que vio entre muro y muro eran como unas bolas, unos elementos redondos y pesados que, en un primer momento, no supo describir. Sin embargo, cuando se fijó bien en qué tenía delante se dio cuenta de que eran bolas de bolos.

Lo más sorprendente es que no era ni una, ni dos, ni diez... había más de 150 bolas de bolos que estaban entre las paredes. Al ver la primera no le dio más importancia y pensó que sería un simple contrapeso, algo normal en las antiguas construcciones. Sin embargo, encontrar más de 100 ya era algo extraño.


Al realizar la obra a principio mes descubrió estos bloques y descubró que las bolas formaban toda una estructura enorme de contrapeso y sujeción contra la pared. Al retirar la arena que cubría las bolas descubrió que pertenecían a una empresa que ya no existía en la ciudad y que databan de 1959, cuando se construyó la casa.

Al parecer utilizar estos elementos en la construcción era relativamente habitual para completar los edificios ya que las bolas antiguas de las boleras solían 'reciclarse' con este fin. Aunque ya no sirven para volver a jugar, él ha asegurado que las utilizará para crear adornos decorativos y darles una nueva vida.




CADENA 100