Hambre, sueño, aburrimiento... ¿por qué bostezamos?

La ciencia demuestra que los bostezos tienen infinidad de beneficios para nuestro organismo

audio

¿Qué te ha llegado pasar cuando bostezaste?

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Dani Acevedo
CADENA 100

Community manager CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Siempre se ha dicho que bostezamos porque el cerebro necesita oxigenarse, esa es la explicación más común y es cierto, pero lo curioso es que es un proceso independiente a la respiración.

Además, cuando bostezamos al mismo tiempo que un desconocido se dice que podemos ser compatibles, que tenemos cierta empatía y la verdad es que es mucho más común cuando estamos cerca de familiares y amigos, pero tiene que ver con factores neuroquímicos y con el estado de ánimo de ambas personas. No sabemos si esto es cierto pero sí que es verdad que se produce un momento de 'unión' con la persona que tenemos enfrente y parece que hasta un sentimiento de "compartir" algo. Pero hay mucho más detrás de un bostezo.

¿Por qué bostezamos? 

No es por aburrimiento, como popularmente se cree, sino que hay muchos procesos químicos en nuestro cerebro que hacen que bostecemos. En muchos casos se cree que el bostezo puede venir por un estado de ansiedad de nuestro cerebro: según un estudio los animales que se sienten en peligro segregan una hormona que les hace bostezar y esto les ayuda a estar más alerta.

Además, nos sirve para 'ventilar' nuestro cerebro de forma natural. De la misma manera, esta ventilación nos ayuda a estar en alerta y nos despeja. Bostezar sirve, también, para despertarnos: bostezamos, por ejemplo, cuando despertamos y nuestro cerebro requiere de más actividad. 

En ¡Buenos días, Javi y Mar! os hemos preguntado si, además de estas consecuencias, habéis vivido otros momentos divertidos que han venido originados por un bostezo, ¿os ha pasado a vosotros? Mirad todo lo que os puede pasar por bostezar: 

En el equipo de ¡Buenos días, Javi y Mar! estamos habituados a los bostezos, ¡con los madrugones es algo inevitable! Y, por supuesto, no podemos dejar de sentir empatía por el que tenemos al lado cuando lo vemos bostezar. Pero no hay nada que no solucione una buena siesta, ¡comprobado!

CADENA 100