La generosidad del pueblo gallego que ayudó a un camionero checo

Los vecinos del pueblo de Villardevós agasajaron con todo tipo de alimentos a un hombre que tuvo un incidente con su camión

audio

Un camión se quedó atascado a la entrada de un pueblo de Orense

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Dani Acevedo
CADENA 100

Responsable digital de ¡Buenos días, Javi y Mar!

Tiempo de lectura: 1’

Galicia es un lugar maravilloso y sus habitantes son únicos. La historia que hemos conocido hoy nos ha sorprendido y enternecido a la vez, ha sucedido en Villardevós, un pequeño municipio de la provincia de Orense y en la que, según el último censo de 2004, podemos encontrar aproximadamente 2569 personas residiendo. 

Los GPS nos pueden jugar malas pasadas pero lo bueno es que el destino puede hacer que todo mejore. Un camionero checo viajaba con su tráiler por Galicia y acabó en este pueblo con tan mala suerte que, debido a las grandes dimensiones del vehículo no podría continuar por el camino en el que se había metido y tampoco tenía muchas posibilidades de maniobra. Se había quedado atascado y su viaje hacia Eslovaquia se iba a demorar más de lo normal debido a este incidente.

Regalos y víveres para el viaje de vuelta

Por suerte, los vecinos gallegos se percataron de lo que estaba sucediendo y se acercaron a la zona. Después de ver el problema en el que estaba metido el camionero, llamaron al 112 para que los servicios de emergencias pudieran ayudarle. Eso sí, se encontraron con un obstáculo con el que no contaban: el hombre sólo hablaba checo y era imposible entenderse. ¿Imposible? ¡No! La tecnología en este caso lo puso fácil y gracias al traductor de Google pudieron hablar con él. 

Eso sí, la hospitalidad y generosidad de los gallegos son dos de sus señas de identidad y esta vez lo volvieron a demostrar. Los paisanos de la zona, después de ayudar al camionero, decidieron que el hombre no podía irse de manos vacías y le regalaron chorizos y otros alimentos de la tierra. Como no podía ser de otra manera, el hombre se despidió agradecido entre abrazos y lágrimas, ¡qué emoción! 

CADENA 100