Evita gérmenes y bacterias: esta es la mejor manera de lavar tu almohada

¿Cada cuánto lavas tu almohada? No hacerlo podría tener consecuencias para la salud

audio

Evita gérmenes y bacterias: esta es la mejor manera de lavar tu almohada

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

¿Cada cuánto lavas tu almohada? No, no hablamos de la funda de la almohada, ¡la almohada también hay que lavarla! Aunque esté protegida por la funda, también deberíamos lavar este complemento de descanso y apenas lo hacemos. Los restos de maquillaje o cremas, el calor y sudor... todo influye a la hora de cargar nuestra almohada de bacterias y dañar nuestra piel. Eso sí, podemos evitarlo, ¡tenemos que lavar también nuestra almohada de manera regular!

Eso sí, lo importante es leer bien la etiqueta y, sobre todo, llevarla a lugares donde puedan lavarla de manera profesional con productos y aparatos preparados para ello porque una almohada de viscolástica, por ejemplo, podría dañar tu lavadora para siempre.

La guía definitiva para lavar sábanas y toallas de manera correcta

En las sábanas y la ropa de cama, en general, se acumulan ácaros y bacterias, así como sudor o células muertas de la piel. Así, los expertos recomiendan que, para mantener una higiene saludable, deberíamos cambiar la ropa de cama, al menos, una vez a la semana. En caso de sudar mucho o estar enfermo, esa cantidad debería aumentarse a dos o incluso tres veces por semana. También es importante que, al quitar las sábanas sucias, dejes la cama sin hacer y la habitación ventilándose, antes de poner la ropa de cama limpia.

En cuanto a la funda de la almohada, ese período se acorta aún más. Precisamente porque nuestro rostro y nuestro pelo están en contacto directo con ella, y una funda de almohada sucia puede ocasionar la aparición de espinillas en nuestra piel si no está suficientemente limpia. Aquí debemos hablar también de intentar mantener la finda de la almohada sin restos de maquillaje o cosméticos, algo bastante difícil.

¿CÓMO LAVO LAS SÁBANAS?

Según distintos estudios, con un lavado a 30 grados solo eliminaríamos el 6% de las bacterias. Se recomienda usar programas de, mínimo, 60 grados para asegurar una limpieza óptima. Si es posible, se recomienda llegar incluso a los 90 grados, para eliminar el mayor porcentaje posible de ácaros.

CADENA 100