Estos son los errores de principiante que todos cometemos en la cocina

Todos hemos cometido por lo menos uno de estos errores y seguimos practicando para evitarlos, ¿tú también eres cocinillas? ¡Toma nota!

audio

Estos son los errores de principiante que todos cometemos en la cocina

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

Es inevitable: todos los comienzos tienen sus tropiezos y en la cocina, por supuesto, también sucede. Cuando te independizaste, cuando te dio por innovar, cuando sentiste que te invadía el espíritu de Master Chef... ¿cuándo te dio por sumergirte en el mundo de la cocina? Si eres de los que disfruta entre fogones y prefiere hacer algo más que hervir un poco de pasta y echarle el primer tomate de bote que encuentre por casa, ¡seguro que tienes más de una anécdota divertida!

Esta mañana en ¡Buenos días, Javi y Mar! hemos indagado en vuestras recetas más sorprendentes pero, sobre todo, en vuestras grandes liadas en la cocina: ¿cuál es tu mayor desastre culinario que todavía recuerdas? ¡Escucha aquí los más divertidos y toma nota para que no te pase a ti!

Los errores de principiante que todos cometemos en la cocina

Si piensas que eso no te puede pasar a ti porque eres un gran experto... ¡te equivocas! Hay errores que, por muy pequeñitos que sean, todos cometemos y podrían formar parte de un decálogo que sirve para todo el mundo porque todos hemos errado en alguna ocasión aunque no sepamos ni que los estamos cometiendo. Aquí tienes alguno de ellos... ¡toma nota!

  • No esperar a que se caliente la sartén o plancha para cocinar la carne: esto hace que la carne no quede jugosa. Si no calientas la plancha lo suficiente y pones en ella la carne directamente desde la nevera perderá propiedades y sabor. Ojo, tampoco le des demasiadas vueltas una vez esté en la sartén: déjalo que se haga poco a poco y que mantenga todo su sabor sin 'marearlo' ya que perderá la cocción uniforme.
  • Las verduras al horno: en su punto exacto. El horno debe precalentarse a 200º, meter en él las verduras y dejar que se asen por dentro bien. Sabrá que están bien hecha cuando estén casi quemadas en su parte externa y blandas por dentro.
  • No le pillas el punto al huevo duro, ¿verdad? Dependiendo de la textura que quieras darle a la yema pero a partir de los 4-5 minutos, si la quieres cremosa, ya puedes ir sacando el huevo del cazo. Cuantos más minutos, más cocida estará.
  • Controla el tiempo que cueces la pasta: es tan sencillo como mirar los tiempos de cocción que ponen en el paquete, ¡hazla siempre al dente! Y si estás preparando una salsa, guarda un poquito del agua de la cocción de esta pasta para reforzar el sabor de la salsa casera.
  • Aliña la ensalada en un bol aparte y añádelo después sobre los ingredientes: es sencillísimo y hará que los ingredientes del aliño se mezclen de manera uniforme.

Son trucos sencillísimos pero muchos de nosotros no los seguimos a la hora de cocinar por despiste o pereza, ¿a ti también te pasa?

CADENA 100