Envió un mensaje en una botella: ¡y recibe respuesta 40 años después!

Parecía que ya no iba a recibir respuesta pero se ha hecho realidad algo casi mágico

audio

Una británica recibe la contestación a una botella que envió

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 2’

¿Qué harías si te encontrases un mensaje dentro de una botella? ¿Responderías? Pues esta historia ha sucedido y el mensaje embotellado obtuvo respuesta pero con un poquito de demora. Para ser exactos, con unos 40 años de retraso desde que envió su carta embotellada. Ha sucedido entre Reino Unido y Holanda y ha unido a dos familias con cuatro décadas de diferencia. La historia es realmente curiosa porque fue en 1979 cuando dos adolescentes quisieron enviar un mensaje escribiendo en un papel un mensaje sencillo para el que lo encontrase: que les escribiesen una respuesta a la dirección de su casa para comprobar que había llegado. Las dos jóvenes, que tenían quince años en ese momento, lanzaron la botella al mar y después de tantos años, dieron el mensaje por perdido. 

Pero no, no estaba perdido: el mensaje lo encontró una mujer en las costas de Westkapelle en los Países Bajos. En lugar de contestar al mensaje, lo guardó y ahí lo dejó durante años, guardado. Pero su hijo, que se llama Roger Woldenberg, decidió responder al mensaje aunque llegase un poco tarde y probar suerte, para ver si llegaba a la destinataria correcta aunque fuese unos años más tarde. 

¡Y llegó! Después de mucho buscar, Roger logró encontrar a la 'Natalie' que había enviado el mensaje y que, años más tarde ya no vivía en la residencia indicada en la carta, vive en Oxford y ahora tiene 56 años. No recordaba haber enviado el mensaje pero, cuando hizo memoria, se acordó que había lanzado esa carta al mar junto a una amiga suya del colegio. 

Ahora, gracias a las tecnologías, ha sido más sencillo localizar a la dueña de este mensaje y completar así el ciclo de una historia sorprendente. Eso sí, cabe recordar algo importantísimo: ¡no tires nada al mar! Protege los océanos y si quieres enviar un mensaje, por muy romántico que parezca, mejor utiliza otro método que no implique lanzar mensajes embotellados.

CADENA 100