¿Cuál debe ser el orden correcto en tu rutina y cuidados faciales?

Para que tu piel no sufra con la luz solar o azul y que esté correctamente hidratada hay cierto orden que debes seguir en tus cuidados diarios

audio

¿Cuál debe ser el orden correcto en tu rutina y cuidados faciales?

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

En este último año hemos descubierto que el uso de las mascarillas (las que nos protegen virus y bacterias) también generan un efecto sobre nuestra piel que puede llegar a dañarla o hacer que falte hidratación en ella. Para que esto no pase y para cuidar de la piel de nuestra cara correctamente hay ciertos pasos que debemos cumplir en nuestra rutina de cuidados diaria, ¿los sigues? ¿Eres de lavarte la cara y salir a la calle sin más? ¡Ten cuidado por que la luz solar es uno de los grandes enemigos de nuestra piel!

Según nos ha contado Mar Amate, lo ideal es que tengamos una rutina diaria que implica varios pasos realmente sencillos. Si te saltas alguno o no tienes todos estos productos, no pasa nada, ¡lo más importante es que no te falte el último paso! La rutina sería así:

  1. Lávate bien la cara. Si eres como Javi Nieves, tu primer paso sería lavarte la cara en la ducha, ¡el pack completo!
  2. Después aplica con suavidad el contorno de ojos.
  3. Si tienes un sérum, este es el momento de aplicarlo.
  4. Aplica hidratante facial generosamente.
  5. ¡El paso más importante! Fotoprotector, salgas a la calle o no... ¡utilízalo siempre!

La luz solar es dañina, más de lo que pensamos, y por ello el protector solar es nuestro mejor aliado en cualquier fecha del año, ¡no solo en verano! Pero además de esto ahora nos enfrentamos a otro gran enemigo que nos afecta más de lo que creíamos: la luz azul de los dispositivos electrónicos. ¿Sabes hidratar bien tu piel para que no sufra los estragos de esta exposición?

¿Cómo nos afecta la luz azul de los dispositivos electrónicos?

Esta luz azul puede causar manchas en la piel y ser muy difíciles de eliminar. Una exposición prolongada ante estos dispositivos, bien sea por trabajo o por ocio, puede provocar ciertos daños que a largo plazo será complicado remediar así que lo mejor que puedes hacer es tomar precauciones.

Entre otros, los problemas que puede darnos esta luz es la aparición de manchas en la piel, sequedad en la piel de la cara, puede producir una mala oxigenación y limpieza de la piel... pero todo esto se puede solucionar aplicando una pequeña cantidad de protector solar, sobre todo, en la piel de la cara.

La crema solar que utilizas en verano puede servirte para protegerte en las jornadas laborales frente a tu ordenador. Si prefieres optar por una crema específica para la cara, lo que debes tener en cuenta es que tenga efecto pantalla y filtros, encargados de absorber radiación.

CADENA 100