El consejo de Jimeno con el gel hidroalcohólico: "Nunca lo metas así en la mochila"

¿Cuántas veces deberíamos echarnos gel en las manos? ¿Utilzas demasiado spray? ¿Te lo has echado donde no debías?

audio

El consejo de Jimeno con el gel hidroalcohólico: "Nunca lo metas así en la mochila"

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

¿Crees que el gel hidroalcóholico es inofensivo si se cae encima de tus cosas porque te lo deja todo desinfectado y limpio? Pues... te equivocas. Jimeno ha sufrido en primera persona un accidente 'hidroalcohólico' porque llevaba una botella de gel en su mochila de trabajo con su ordenador y hace unos días hizo algo que nunca debió hacer: dejar mal cerrada la botellita de gel. Evidentemente, el gel se derramó y lejos de desinfectar y dejarlo todo limpio, lo que hizo fue estropearle su pantalla y dejarla con un efecto mosaico o cielo estrellado, según lo mires.

No es el único que ha tenido problemas con el gel y Esther nos ha llamado para contarnos que justo estaba de parto y su marido entró a la habitación. Para desinfectarse al entrar, cogió el gel que había en la mesa y se echó un buen chorro... de gel para ecografías. ¡Pero también tenemos gente que hasta lo ha probado! María nos ha llamado porque fue a la terraza para ir a tomarse una infusión tranquilamente. Vio dónde estaban las sacarinas y azúcares y cogió la 'sacarina líquida'... que no era sacarina líquida.

¡Mucho cuidado con los geles porque a veces son más 'pringosos' de lo que parece!

El peligro de exponerse al sol con el gel hidroalcohólico

Otro de los problemas comienzan a plantearse los profesionales es el uso de este gel frente a la exposición al sol. Los dermatólogos desaconsejan el uso de gel hidroalcohólico en la playa, ya que, puede llegar a provocar quemaduras. En concreto, en pieles sensibles como la de los niños. Por eso estos recomiendan evitar el uso del gel hidroalcohólico y decantarse por lavarse las manos con agua y jabón como medida para evitar el contagio de coronavirus.

Recordemos que estos geles tienen un alto porcentaje de alcohol, esto combinado con la exposición a la luz solar, es lo que llegaría a provocar estas quemaduras en las pieles más sensibles. Uno de los graves peligros es que tenemos una falsa sensación de absorción rápida de los geles hidroalcohólicos, llegando a creer que el producto ya se ha evaporado de manera total y que sus componentes han desaparecido totalmente de la piel. En cambio estos componentes se mantienen en su superficie durante un largo tiempo por lo que la exposición a los rayos del sol pueden provocar un oscurecimiento de la piel o incluso a las quemaduras en el peor de los casos.


CADENA 100