Un conductor se equivoca de marcha y acaba en el fondo de una piscina

No ha habido que lamentar más daños que los que ha sufrido el vehículo

audio

Las consecuencias de poner un garaje en una mala localización

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 1’

Esta historia ha sucedido en Florida pero seguro que puedes localizar más de una ubicación en tu pueblo o ciudad en la que te podría pasar lo mismo. ¿Cuáles son las consecuencias de ubicar mal un garaje? Pues que puedes acabar con un coche en la piscina como ha sucedido en este hotel. 

El Departamento de Policía de Florida compartió en su perfil de Twitter la impactante imagen de un coche sumergido en el fondo de una piscina en un hotel. El coche había acabado ahí porque su conductor, que salió ileso, había perdido el control del vehículo y el aparcamiento estaba demasiado cerca de la piscina por lo que no pudo evitar el fatídico desenlace. 

Estas son las imágenes del suceso: 

No ha habido que lamentar daños personales porque tanto el conductor como un pasajero que también estaba dentro del coche han resultado ilesos pero el susto, por supuesto, se lo llevan. Por lo que han explicado los responsables de la policía, el conductor se encontraba demasiado cerca para cambiar el sentido de su marcha y no pudo evitar la caída. 

¿Te ha pasado a ti alguna vez algo parecido? ¿El GPS te la ha liado y has acabado donde no debías? ¡Cuéntanoslo en Facebook!

CADENA 100