Compró un cuenco de segunda mano y descubrió que era una antigüedad china

El objeto alcanzó un precio espectacular en la subasta: ¡lo compró por 22 euros y lo subastó por más de 600.000!

audio

Compró un cuenco de segunda mano y descubrió que era una antigüedad china

Pulsa para reproducir el audio

  • Image: Instagram Sotheby's

Tiempo de lectura: 2’

No es la primera vez que esto sucede aunque sigue resultando tremendamente sorprendente: un objeto que aparentemente no tiene valor resulta ser una pieza única en el mundo. Este cuenco chino decorado con detalles florales se compró en un mercadillo de segunda mano por un precio muy ajustado, unos 22 euros, pero su valor real era superior de una manera espectacular. El cuenco en cuestión se tasó posteriormente y se descubrió que pertenecía a la dinastía Ming (1368-1644) y se sacó a subasta alcanzando un valor elevadísimo: más de 600.000 euros.

El cuenco del siglo XV ha sido una de las piezas más deseadas de la subasta realizada por Sotheby's ya que los objetos de la cultura china son de los más buscados y cotizados. Aunque para el ojo inexperto pueda parecer un simple cuenco a primera vista, los expertos detectan en un simple vistazo que se trata de una pieza única de valor excepcional: sus grabados, su forma, sus colores... ¡todo indicaba que era una pieza especial!

No se conoce la identidad del afortunado vendedor pero sí que se ha logrado datar, de manera aproximada, la época a la que pertenece el cuenco: se cree que perteneció al tercer emperador de la dinastía Ming, entre el 1403 y el 1424.

Un jarrón en un armario que resultó ser una pieza única

Hace unos meses descubrimos la historia de una mujer de 80 años que estaba limpiando y poniendo en orden su armario cuando encontró este jarrón y decidió investigar para ver si se trataba de un objeto de valor o no. Cuando el especialista se acercó a revisar el objeto se quedó impactado con lo que estaba viendo. El estado de conservación era prácticamente perfecto e inmediatamente decidió llamar a la casa de subastas Sotheby's que acudió a comprobar la autenticidad del jarrón.

CADENA 100