¿Cómo ha cambiado nuestra cesta de la compra durante el confinamiento?

Pasar más tiempo en casa implica, también, cambios en nuestra compra

audio

¿Qué se ha agotado en las tiendas digitales?

Pulsa para reproducir el audio

 

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 2’

Pasamos más tiempo en casa y, por lo tanto, consumimos más productos de nuestra nevera y despensa. Esto de no salir a comer a bares y restaurantes, de pasar más tiempo con los niños preparando repostería o de instaurar la 'tele-caña' con nuestros amigos a través de videollamada implica, también, que tengamos que hacer una compra de alimentos ligeramente diferente a la que hacíamos antes del confinamiento. 

Desde que se decretó el estado de alarma tuvimos que adaptar nuestras rutinas y costumbres a la nueva situación. El supermercado y la compra de alimentos son, también, uno de esos indicadores que nos puede servir para ver cómo ha ido variando nuestro estado de ánimo y necesidades en estos días en casa. Las visitas a las tiendas de alimentación y grandes superficies para aprovisionar la nevera se han reducido pero nuestra compra y el gasto han aumentado, en parte, porque hacemos una compra más contundente de cara a pasar más días sin salir de casa.

El cambio en el contenido de nuestra cesta de la compra

Pero no sólo ha cambiado el precio que pagamos sino también el contenido. Los primeros días de confinamiento hubo un protagonista estrella de cualquier lista de la compra: el papel higiénico. Ante la sorpresa y mirada atónita de buena parte de la población, el papel higiénico se agotaba de manera prácticamente inmediata cuando llegaba al estante del supermercado. Pero, claro, una vez tuvimos papel higiénico suficiente, lo que tuvimos que llenar fue la despensa. Arroz, pasta, leche y productos envasados en lata fueron los siguientes favoritos en nuestra cesta. 

En las tiendas online las ventas se han multiplicado también ya que las restricciones de compra en los supermercados hacen que tengamos que seguir varias recomendaciones a las que antes no nos habíamos enfrentado y es preferible, por supuesto, quedarse en casa para evitar la propagación del coronavirus. Eso nos ha servido para hacer pedido de otros alimentos que también han visto cómo sus ventas incrementaban en estos días de confinamiento: harinas, levaduras, cerveza y productos de limpieza como la lejía son ahora 'básicos' en muchas cestas de la compra. 

Este confinamiento nos cambiará a todos y hará que nuestra forma de actuar se modifique, por supuesto. ¿Tú lo has notado ya? ¿Qué has incluido en tu cesta de la compra que antes no comprabas?

CADENA 100