Cambio de armario: ¿cómo podemos ahorrar aplicando la regla de las tres 'R'?

Toca hacer el cambio y reorganizar la ropa: ¿podemos ahorrar con lo que tenemos en el armario?

audio

Cambio de armario siguiendo las 3 R

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

Ahora que comienzan a bajar las temperaturas toca poner en marcha una de las tareas que menos suele gustar: ¡cambio de armario! ¿Te da una pereza tremenda hacer el cambio para liberar espacio y sacar las prendas de invierno cada año? No te preocupes, esta vez vamos a darte varios consejos para que te lo tomes con filosofía y hasta para que ahorres unos euros en este cambio mientras colaboras con el medio ambiente... ¿a que suena realmente bien?

Las tres 'R' a la hora de hacer el cambio de armario

¿Cuáles son las tres 'R' aplicadas al cambio de armario? No se diferencia mucho de las tres 'R' que se promueven siempre pero sí que se aplican de manera diferente: reciclar, reutilizar y reducir serán las claves en este cambio de armario de cara al otoño y el invierno.

  • Reducir. Es evidente que tenemos más ropa de la que utilizamos. La mayoría de las personas afirma que hay mucha ropa en su armario que no usa o que tiene 'por si acaso'. Reducir el consumo de ropa ayuda, tanto en el ahorro energético como en el de las materias y bienes con los que se fabrican estas prendas de ropa. Un consumo responsable, también aplicado este concepto a la moda, hará que los recursos y la energía del planeta pueda gestionarse de manera eficiente.
    • ¿Cómo podemos aplicarlo? Comprando menos y haciendo selección de lo que queremos; intentando realizar una compra responsable y estudiando el origen de las prendas que compramos; adquirir prendas con embalajes sostenibles...
  • Reutilizar. Lo hemos hecho toda la vida: ¿tú también has llevado ropa de tus hermanos o primos mayores? Reutilizar y dar una nueva oportunidad a prendas que ya no usamos o que otros nos regalan tambien es una manera de ahorrar. Además, unas prendas en buen estado podrán abandonar tu armario y acabar en el de otra persona que pueda utilizarlas y darles un nuevo uso.
    • Recuerda que también existen tiendas de ropa de segunda mano en la que podrás adquirir prendas y reutilizarlas por muy poco dinero.
  • Reciclar. ¿Y si te dedicas a dar una nueva vida a tu ropa? ¿Eres capaz de crear una prenda nueva a partir de otra que no usas ya? Seguro que si tú no lo consigues, conoces a alguien que puede dar otro toque a las prendas que ya no usas.

¿Y tú? ¿Tienes algún truco para hacer el cambio de armario de la manera más llevadera posible?

CADENA 100