Ir al baño en casa ajena: ¿cómo evitar sentirse incómodo?

Si te da vergüenza ir al baño en una casa que no es la tuya, estos trucos pueden ayudarte

audio

¿Qué tienes que hacer cuando estás en casa ajena?

Pulsa para reproducir el audio

  • Dani Acevedo

Tiempo de lectura: 2’

Tener una urgencia le puede pasar a cualquiera y aunque todos nos sentimos mejor en casa, en nuetro baño y con la tranquilidad de estar en nuestro hogar, ¡a veces toca ir al baño y nos pilla lejos de todas esas comodidades! ¿Te ha tocado ir al baño en casa ajena o en el trabajo? No pasa, nada, todos hemos pasado alguna vez por eso y, aunque no todos podemos llevarlo con la misma tranquilidad, sí que nos preocupamos por lo mismo: que no se note mucho o que el que viene después no se sienta incómodo.

Después de mucho investigar se llegó a la conclusión de que el clásico truco de enceder una cerilla ya ha pasado a la historia: es un remedio poco duradero y en poco tiempo se va el olor del fósforo para destapar el auténtico olor.

Si te toca ir al baño en el trabajo, seguramente tendrás ya controlado cuál es el que está más alejado de tus compañeros y el que puede aportarte un extra de intimidad pero lo que tienes que hacer siempre es intentar ser lo más rápido posible. ¡Tira de la cadena nada más terminar! Ser rápido en este sentido nos ahorrará buena parte del proceso de desodorización.

Remedios caseros rápidos: un spray casero en el que mezclemos cuatro partes de vinagre y seis de agua. Esta mezcla es eficaz frente a los olores y es un olor que, al diluirse en el agua del váter, se evapora pronto y no queda fuerte. Si quieres pasar al nivel experto en lo que a spray antiolor se refiere puedes aromatizar el vinagre metiendo en esta mezcla cáscaras de limón.

En ¡Buenos días, Javi y Mar! hemos confesado cómo nos las apañamos nosotros en esta situación, en la que nos toca ir al baño en casa ajena... ¡escucha aquí cómo te lo hemos contado!

CADENA 100