¿Alguna vez has necesitado la ayuda de la persona con la que estabas enfadado?

Los enfados nos llevan a extremos en los que no pedimos ayuda, aunque la necesitemos

audio

La tontería por la que te enfadaste muchísimo

Pulsa para reproducir el audio

Tiempo de lectura: 2’

Seguro que tú también te has enfadado por una tontería y no has dado tu brazo a torcer. Por ello hemos querido conocer todas esas cosas que pueden llegar a pasar cuando te enfadas. Javi Nieves ha compartido su experiencia personal con su hija. Estaban comieno una paella y ella no tenía muchas ganas de terminarse el plato por lo que Javi Nieves le dijo: “hasta que no te termines la paella no te levantas de la mesa”, frase a la que se recurre mucho cuando un hijo no quiere comerse la comida. Pues eran las seis de la tarde y la hija de Javi Nieves seguía sentada delante del plano, por lo que ya tuvo que decirle que se fuera, aunque al día siguiente, asegura, le volvió a poner el plato de paella para comer ¿Tú también ha hecho esto con tus hijos, o tus padres contigo?

Esos enfados, hay veces que te llevan a situaciones malas. Por ejemplo: Merche se acababa de sacar el carné de conducir y decidió ir a practicar un poco pero su chico iba de copiloto y criticando, según nos cuenta, todo lo que hacía, por lo que decidió bajarse del coche y se fue andando a casa. La madre de Robert le pidió que le ayudara con el jardin, él se enfadó y, en el momento de euforia, le pegó una patada a un árbol haciéndose mucho daño y teniéndole que pedir ayuda a su madre, la persona con la que se había enfadado. Algo parecido le sucedió a Erika. Ella se enfadó con su marido por algún motivo y, al día siguiente, descubrió que tenia una avería en el coche, pero por orgullo decidió callarse y así estuvo varios días sin hablarle hasta que no le quedó más remedio que pedirle ayuda.

Ana nos ha llamado para contarnos que, con 17 años, llegaba tarde a casa un día porque su novio se había entretenido con unos amigos. Al llegar su padre estaba esperando en el portal, como solía hacer cuando algo no iba bien, por ello Ana iba discutiendo con su novio. Cuando este le dejó en casa, ella se bajó del coche muy enfadada y, al cerrar la puerta, su dedo se quedó dentro. Rocio, por su parte, presenció el enfado de su padre. Él estaba discutiendo con su madre y se fue de casa cabreado. Escucharon como salía por la puerta, pero un segundo después escucharon cómo se volvía a abrir. Se asomaron al pasillo y descubrieron que su padre se había metido en el armario, en lugar de salir por la puerta principal.

¡Buenos Días, Javi y Mar! Edición Verano

¿Te ha pasado a ti algo parecido? Todos los días, a partir de septiembre, en ¡Buenos días, Javi y Mar!, te esperamos para que nos cuentes tus anécdotas más divertidas. También puedes hacérnoslas llegar a través del Facebook del programa. Mientras tanto, disfruta todos los días de ¡Buenos Días, Javi y Mar! Edición Verano, de 6h a 10h, con algunos de los mejores momentos de esta temporada y recuerda que volveremos el 31 de agosto a desayunar contigo y a acompañarte cada mañana con la mejor variedad musical.

CADENA 100