Torito se la vuelve a liar con Carmen Borrego, que se marcha del plató atemorizada, en 'Viva la vida'

El colaborador vuelve a zarandear a su compañera, esta vez sentada en una silla, y su reacción inmediata es la de abandonar el programa para no coincidir
Carmen Borrego se vuelve a mosquear con Torito por levantarla mientras está sentada en una silla
Telecinco.

Tiempo de lectura: 2’

Por si a alguno se le ha olvidado, hace un par de meses, Torito cogía en volandas a su compañera Carmen Borrego en 'Viva la vida' y la zarandeaba como si fuese el péndulo de un reloj. La imagen dio la vuelta a todos los 'zapping' de la televisión y llevo a que esta se cogiera un cabreo monumental, alegando que lo que él consideraba una broma le había provocado lesiones en la espalda -que no le impidieron irse de vacaciones a la playa junto a su marido, con el consiguiente revuelo mediático que se originó a continuación-. A Torito no le quedó más remedio que disculparse con ella, a quien no sabemos si le dolía más el cuerpo o haber enseñado su ropa interior a toda España con ese juego de uno de los rostros más gamberros de la televisión nacional.

Y merced a ese carácter gamberro al que aludimos, Torito lo ha vuelto a hacer. Este domingo se plantaba en el plató del espacio vespertino de fin de semana de Telecinco que ahora, en verano, presenta Toñi Moreno. Lo hacía enfundado en un traje de látex que le convertía en una enorme bandera de España y con unos aros olímpicos en la cabeza, porque la temática era, partiendo de esas medallas que la delegación española ha conseguido en Juegos de Tokio, entregar medallas a personajes televisivos según los campos que se había preparado.

Torito, vestido de bandera de España, la vuelve a liar al zarandear a Carmen Borrego subida en una silla

Telecinco.


Pero antes de dar comienzo a su sección, instaba a Carmen a que, con una cinta de gimnasia rítmica, ofreciera unos ejercicios a la audiencia. Ella, accedía. Torito le valoraba el hecho de que hubiese entrado por el aro de su espectáculo y gritaba que esa era una nueva Carmen. Una que le gustaba más. Sin embargo, fruto de la euforia, la situación se le iba de las manos. Con la hija de María Teresa Campos ya sentada en su silla de colaboradora, Quique agarraba ese asiento por los aires y la cara de Borrego no podía reflejar otra cosa que no fuese pavor.

Una huída por puro miedo

Hasta el punto que, una vez Torito posaba la silla en el suelo, está emprendía su huída del plató al grito de: "Me voy". Explicaba desde fuera que le daba miedo compartir el mismo espacio con él, pero ante las súplicas de Toñi, que insistía en que este le iba a pedir perdón por ese error fruto de cómo se había dejado llevar por la emoción de verla más participativa, regresaba delante de las cámaras. Eso sí, inetntaba estar lo más lejos posible de Quique, al que le cuesta diferenciar los límites de lo permitido o de lo que puede hacer sentirse incómodo a un compañero tan sensible como ella, por si acaso.

Carmen Borrego durante su primer cabreo con Torito por zarandearla al aire y enseñar su ropa interior

Telecinco.


Ahora solo nos queda esperar a ver si hay parte médico de Carmen o si esta vez tiene más suerte que con el primero de esos zarandeos de Torito con su fuerza desmedida y sus costillas han quedado intactas. Justo cuando se ha arreglado con Kiko Hernández -no sin costarle un nuevo enganchó ante la audiencia con su sobrina Alejandra Rubio-, Torito vuelve a hacer de las suyas y provoca otro espéctaculo de una Carmen a la que le queda mucho por cambiar para llevar al nivel que le gustaría a Quique.

También te puede interesar...

Torito cambia de rol en ‘Viva la vida’ para destapar su pasado con José Luis Moreno: “Es un hombre adulador”

El doloroso reproche de Torito a Emma García y 'Viva la vida': ''Merezco mucho más''

CADENA 100