GIRA MUNDIAL

Shawn Mendes triunfó en su actuación en Barcelona

15.000 personas vivieron hora y media de pasión con el músico canadiense que, por cierto, recibió la visita de Aitana Ocaña antes del concierto
GroupCreated with Sketch.

 Concierto de Shawn Mendes en el Palau Sant Jordi de Barcelona (FOTO EFE)

GroupCreated with Sketch.

Javier Villacañas

Tiempo de lectura: 2’

El Palau Sant Jordi de Barcelona, con todas las localidades vendidas, era la única parada española de la gira de presentación de su último disco que se llama como él: "Shawn Mendes". Además, Shawn contaba con el aliciente de Alessia Cara como telonera en este concierto y en su gira europea. 

Expectación TOTAL

La expectación era máxima y el público llegaba entregado. Él, Shawn, con camisa sin magas y pantalones muy ajustados, luciendo musculatura por sus sesiones de gimnasio. Rosa Díaz de la Agencia EFE, nos cuenta que el joven músico de 20 años ha surgido del subsuelo del escenario iluminado por un halo de luz divino, innecesario para deslumbrar a un público fascinado de antemano, pero efectivo.

"Lost in Japan" para arrancar

"Lost in Japan", de su último disco, ha sido el primer tema que ha sonado en el escario de formas redondeadas al que el canadiense ha subido rodeado de cuatro músicos, una pantalla inclinada y 15.000 pulseras luminosas que han sido repartidas entre el público en la puerta del Sant Jordi y han empezado a lanzar destellos desde las muñecas de los espectadores al ritmo de la música en cuanto ha sonado la primera nota.

En el segundo tema los gritos han vuelto a arreciar; ya que Mendes tiene un buen número de éxitos repartidos entre sus tres discos y ha decido empezar a repasarlos con "There's Nothing Holdin' Me Back", un 'hit' de su anterior álbum que ha convertido el Sant Jordi en un karaoke, lo mismo que ha conseguido poco después "Stitches", el que fue su primer bombazo cuando tenía 16 años.

"si estoy soñando, por favor no me despiertes", ha dicho Shawn

Para las baladas se ha sentado al piano, como en "Never Be Alone", que ha interpretado en el escenario principal con un piano de pared, o "Life of the Party", que ha tocado en el escenario pequeño situado en el centro del recinto y presidido por una rosa gigante y un piano de cola.

El concierto ha seguido con "Like to Be You" guitarra en mano, "Ruin", los ritmos funky de "Particular Taste" y el guitarreo de "Youth", en una progresión que poco a poco ha ido convenciendo a los menos convencidos, es decir, a las madres y padres de los adolescentes que han ido al concierto un poco obligados y se han encontrado, no sólo a un producto del lucrativo mundo de los "teen-idol", sino también a un músico en ascenso que tiene posibilidades de seguir sobre los escenarios cuando se pase la moda.

Tras "Mercy" y una versión del tema de Coldplay "Fix You", Mendes ha cerrado el concierto con "In My Blood", confeti, humo blanco y el público feliz, cantando como si no hubiera un mañana.

Como dice el propio Mendes en "Fallin' All in You" y han repetido las admiradoras en decenas de pancartas repartidas por el Sant Jordi: "si estoy soñando, por favor no me despiertes".

Recordemos que Alessia Cara venía bajo el brazo con su disco titulado "The Pains Of Growing", su álbum autobiográfico compuesto por ella y que narra sus experiencias en estos últimos años. 

Concierto de Shawn Mendes en el Palau Sant Jordi de Barcelona

Foto: Quique García (Agencia EFE)

Como decimos, una gran admiradora, Aitana Ocaña, estuvo visitando a Mendes antes del concierto:

�� congratulations for your show shawn!

Una publicación compartida de  AITANA (@aitanax) el  

GroupCreated with Sketch.