El sector de la música respalda la lucha contra el racismo y lamenta la muerte de George Floyd

Infinidad de artistas desde Ariana Grande a Alejandro Sanz, Ricky Martin o Rozalén o las Discográficas, impusieron el "negro" como protesta y solidaridad
El sector de la música respalda la lucha contra el racismo y lamenta la muerte de George Floyd

Sólo un ejemplo

CADENA 100

Redactor CADENA 100

Tiempo de lectura: 3’

Como múltiples sectores sociales o culturales, artistas, industrias y músicos internacionales eligieron el negro como base para una propuesta tras la muerte de George Floyd.

Sólo por buscar un ejemplo, Ariana Grande, en la fotografía de esta noticia, elegía poner su rostro sobre el fondo negro, acompañándose de esta reflexión: "Muchas cosas se sienten aterradoras, peligrosas e inciertas en este momento ... pero hay cosas bajo nuestro control: votar, contactar a los legisladores y hacer el censo. Lo más importante que puede hacer ahora para recuperar el poder es convertirse en votante y saber cuándo será su próxima elección".

Con una foto en negro en redes sociales y fundamentalmente en Instagram se buscó el lema "Black Out Tuesday", este martes como rechazo al racismo y la brutalidad policial en EEUU.

Sólo por ejemplo, los perfiles de redes sociales de artistas españoles como Rozalén, Nil Moliner, Izal o Pablo Alborán se teían de negro. En su cuenta de Twitter Alejandro Sanz decía antes "Duele ver un país sufriendo por cuestiones de raza. Confío en un futuro donde todos podamos trabajar juntos para superar este odio".

Fue una exitosa y silenciosa protesta que surgió desde la industria musical "En respuesta a los asesinatos de George Floyd, Breonna Taylor, Ahmaud Abery y un incontable número de ciudadanos negros a manos de la policía, #TheShowMustBePaused (El show debe parar) es una iniciativa creada por dos mujeres negras del mundo de la música en contra del racismo y la desigualdad que existe desde la sala de juntas hasta las calles", según un manifiesto elaborado para la ocasión.

Hay que destacar que las principales discográficas Warner Music Group, Universal Music, Capitol Records, Sony Music, Interscope y sus filiales tanto en España como en América Latina se han sumado a esta iniciativa.

Previamente, Beyoncé daba un paso más al dar visibilidad a su propuesta con el lanzamiento de un sitio de internet que recogía las protestas por la muerte de George Floyd

En este sentido, desde EEUU, Rosalía decía que "Me duele el corazón cuando pienso que a día de hoy aún hay gente que pierde la vida y es tratada injustamente por el color de su piel. Y quiero usar mi cuenta para decirlo. Nunca entenderé por qué nuestra sociedad es racista y aun menos por qué seguimos permitiendo que lo sea".

Katy Perry se comprometía a "trabajar duro para asegurarme de que este mundo sea un lugar más justo para cada niño" mientras Daddy Yankee habla de la inclusión social como una exigencia propia de nuestra civilización: "Estoy orgulloso de la herencia de mis abuelos dada a mi padre, la cual comparto con mis hermanos de sangre, familiares, amigos y muchas personas que respeto. Entre ellos muchos afroamericanos que valoro su trabajo y he tenido la bendición de trabajar con ellos".

No se podría finalizar una noticia que hace balance de la indignación, de la solidaridad y del compromiso. Pero toca mirar al cielo pensando en la injusticia y clavar la mirada al frente para comprometerse.

Las últimas palabras de George Floyd fueron "No puedo respirar".

CADENA 100