Lo que no se vio de Eurovisión 2021: Así fueron las actuaciones grabadas de cada país

La organización del festival ha difundido, tal y como estaba previsto, las actuaciones que se grabaron en caso de emergencia en el especial "Live-on-tape"
Lo que no se vio de Eurovisión 2021: Así fueron las actuaciones grabadas de cada país

Tiempo de lectura: 3’

¿Qué hubiera pasado si algunos de los países participantes no hubieran podido llegar a la final por alguna circunstancia de protocolo o si hubieran dado positivo en los controles anti-COVID -como le pasó Duncan Laurence, ganador de Eurovisión 2019, que no pudo actuar en directo-?

Bueno, después de la cancelación del evento el año pasado, todo estaba más que pensado para que en esta ocasión nada fallase. De hecho, una de las medidad que se optó por tomar fue la de grabar las actuaciones de cada uno de los países participantes para crear un archivo de respaldo en caso de emergencia.

Esto se ejecutó con una serie de normas y bajo la lupa de un comité del festival, que debía supervisar cada actuación para que todo estuviera en orden. De esta manera, todos los países grabaron la suya y estaban preparadas el día de la emisión de la final por si ocurría algún imponderable a última hora.



Y así fue, por lo menos en el caso de Países Bajos, que tuvo que emitir su actuación grabada porque su representante no pudo subirse al escenario al haber dado positivo de COVID. Pero, ¿a que no lo notaste? No lo hubieras notado ni en el caso de que finalmente ningún país hubiera podido participar, ya que todo estaba perfectamente orquestado para que, pasase lo que pasase, el festival se celebrara sin ninguna incidencia.

Eso sí, tal y como se prometió, estas actuaciones no iban a caer en saco roto, ya que tal y como estaba previsto, todas se iban a emitir en forrma de especial una semana después de la celebración del certámen. Y así ha sido, La plataforma para hacerlo, como no podía ser de otra manera, ha sido el canal oficial de YouTube de Eurovisión y su emisión se ha dividido en dos partes: La de los países semifinalistas, de 53 minutos de duración -y que puedes ver sobre estas líneas- y la de la gran final, con casi una 1 hora y 45 minutos de emisión -más abajo-.

Y es que hay que recordar todo el esfuerzo que hizo el gran equipo de personas que participaron en el desarrollo de esta edición, que coordinó a la perfección la participación de todos los países para que nada saliera mal. Y parte de ese esfuerzo es también todas estas actuaciones que se han recopilado bajo un formato llamado "Live-on-tape".



La presentadora Krista Siegfrids es la encargada de guiarnos a lo largo de esta celebración, que también cuenta con el apoyo de los fans, que participaron activamente en este experimento que se llevaba a cabo por primera vez. Algunos eurofans agraciados fueron citados en la noche previa, la del viernes al sábado, en un evento online en el que se les permitió visualizar vídeos realizados por cada país.

La final de Eurovisión pudo celebrarse en directo, con música en vivo, pero como te hemos detallado, las delegaciones de cada país ya habían dejado grabadas previamente sus actuaciones por si la pandemia enviaba al traste los preparativos del festival o alguno de ellos tenía que ausentarse por algún motivo, como así ocurrió con Montaigne, la representante australiana.

A cada artista se le permitió actuar tres veces en un estudio de su elección y después se les dejó elegir una de esas tres actuaciones para finalmente emitirla en la final si fuera necesario. Las grabaciones han quedado guardadas a buen recaudo por la organización, pero es momento de aprovechar estos tan interesantes documentos para poder comprobar cómo hubieran sido las actuaciones si todo hubiera salido mal.

También te puede intreresar...

CADENA 100