Muere el cantante y modelo Nick Kamen a los 59 años

Recordamos su mítica canción "I promise myself" y sus éxitos más relevantes
Muere el cantante y modelo Nick Kamen a los 59 años

Tiempo de lectura: 3’

Su figura saltó a la fama por un polémico spot que protagonizó en los ochenta para la archiconocida Levi’s y en el que podíamos ver cómo preparaba la colada en una lavandería ante la atónita mirada de todos allí presentes, que comprobaban cómo se iba desnudando para acabar luciendo un cuerpo de escándalo. Ese fue su reconocimiento más grande como modelo, pero lo cierto es que donde acabó triunfando Nick Kamen fue en el mundo de la música.



A pesar de ser prácticamente un one hit wonder (un artista al que solo recordamos por tener un solo éxito -"I promised myself"-), lo cierto es que se convirtió en todo un símbolo de la época, acaparando el forro de las carpetas de miles de adolescentes de todo el mundo.

El artista ha fallecido demasiado pronto, a los 59 años, después de soportar una larga enfermedad. El mundo se ha enterado gracias al desconsolado mensaje de su gran amigo, el también cantante Boy George, que publicaba una fotografía de ambos en sus buenos tiempos con un mensaje de despedida: "Que descanse en paz el hombre más bello y dulce, Nick Kamen”, a lo que se sumaron otros artistas como Duran Duran, que también lanzaron su mensaje de pésame: "Uno de los hombres más encantadores y amables que hemos conocido, un querido amigo al que todos echaremos de menos". A medida que se extendía la noticia fueron más y más los artistas que "rivalizaron" con él en los 90 los que también quisieron mandar un mensaje de apoyo a la familia del fallecido, como Kavana, Judie Tzuke o Tanita Tikaram.



Su nombre real era Ivor Neville Kamen y nació en Essex (Reino Unido) en 1962. Provenía de una familia de artistas en la que destacaba su hermano Chester, que trabajó durante muchos años como guitarrista para artistas como Pink Floyd o Brian Ferry. Otro de sus hermanos, Barry, y al igual que él, también fue modelo. Digamos que Nick supo recoger el talento de ambos y fusionarlo en una sola figura.

Después de ese anuncio que le ofreció fama mundial en 1984, Madonna supo echarle el ojo para ofrecerle una canción que descartó del disco "True blue" (1986). Poca gente lo sabe, pero la reina del pop le hizo los coros en temas como "Tell me" y siempre se ha referido a él como alguien con "mucho carisma y una voz bellísima". Esta es esa canción que la artista quiso que formara parte del repertorio musical de Nick, "Each time you break my heart":



Fue más tarde, en 1990, cuando el artista consiguió que su número 1, "I promised myself", se convirtiera en éxito absoluto, consiguiendo sonar a todas horas en las radios y discotecas de medio mundo. Todos le recordaremos especialmente por este tema, su mayor hito, que a día de hoy acumula más de 30 millones de reproducciones en plataformas como Spotify. Recordamos una de sus muchas actuaciones -en playback- que ofreció en los cientos de canales de televisión que visitó para promocionarla, en este caso en una de las visitas a nuestro país:



Su éxito fue abrumador, ya que entre finales de los 80 y principios de los 90 fue capaz de publicar cuatro discos, algo que le agotó mentalmente. De repente desapareció del panorama musical agobiado por el peso de la fama, apartándose del gran público y llevando una vida muy discreta sin apenas apariciones públicas. Acabó huyendo de todo lo que tuviera que ver con la fama hasta que volvimos a saber de él cuando se hizo pública su grave enfermedad. ¡Hasta siempre, Nick!



También te puede interesar...

CADENA 100