Manuel Carrasco conquista Sevilla: cante flamenco, ilusión y dedicatoria muy especial

La ciudad sevillana es muy especial para el artista, que se ha emocionado mucho durante el concierto
ctv-zdw-carrasco-villamarin

Redactora CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Manuel Carrasco ha conquistado la ciudad de Sevilla como solo él sabe hacerlo. Más de 45.000 personas se concentraron en el Estadio Benito Villamarín para ver a su artista favorito y cantar junto a él sus canciones. En cuanto se hizo de noche, se encendieron las luces del escenario y dio comienzo el concierto, que duró más de dos horas y se alargó más allá de la medianoche. Un concierto en el que no faltaron los globos de colores y el cariño infinito del público.

La cita más especial para los sevillanos no pudo empezar mejor. El concierto estuvo lleno de guiños a la ciudad por parte del artista, pero sin duda el más emotivo fue al principio, justo cuando empezó a cantar. Lo único que se veía eran fotos del artista en las pantallas, poco a poco los focos le fueron iluminando mientras los allí presentes disfrutaban de unas tiernas imágenes de su hija Chloe mientras el artista le dedicaba unas bonitas palabras.

“Quiero cantarle a Sevilla, que todavía mi niña no lo puede entender, no lo puede entender. Sevilla me está esperando, no me lo puedo creer”. Los olés del público entregado no tardaron en llegar y cada frase que decía, cantada por bulerías, era aclamada por todos. Las imágenes de la pequeña Chloe tocando el piano con su melenita rubia o dando un beso a su padre convirtieron ese momento en uno de los más mágicos de la noche.

Carrasco es un artista que cuida los detalles al máximo y cada ciudad que visita, ciudad a la que dedica una canción en su concierto, por lo que no es una sorpresa que se haya arrancado a cantar versos flamencos dedicados a la ciudad de Sevilla. No es una sorpresa pero siempre sorprende lo mucho que se trabaja las letras de estas pequeñas (pero a la vez grandes) canciones que dedica a las ciudades, nombrando de arriba a abajo todos los rincones más importantes y bonitos de cada una de ellas.

No hay mejor forma de disfrutar del Día de la Música que escuchando su voz. El concierto terminó por todo lo alto con el público coreando 'Qué bonito es querer' y con fuegos artificiales y confeti que pusieron la guinda a una noche de ensueño

Gracias, Manuel, por hacer magia una vez más sobre el escenario y por darlo todo hasta que no te queda más voz. Por suerte podremos volver a disfrutar de él pronto, el 29 de junio en el Wanda Metropolitano, donde sin duda volverá a hacer historia y conquistará la capital un año más.

Artistas relacionados

Relacionados

CADENA 100