Joan Manuel Serrat acepta el reto de "Masterchef" como invitado, pero no como concursante: "Sería un abuso"

El catalán ha formado parte de la prueba de exteriores gracias a la participación de Médicos sin fronteras
Joan Manuel Serrat acepta el reto de "Masterchef" como invitado, pero no como concursante: "Sería un abuso"
CADENA 100

Community Manager CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

La décima edición de "Masterchef" está más interesante que nunca. La entrega de la semana pasada cerraba el programa sin ningún expulsado, algo que no es habitual en este talent show culinario. Así que el programa de anoche empezaba con todo un clásico, la caja misteriosa, que escondía nueve ingredientes que los concursantes debían utilizar para elaborar un plato.

Los tres mejores conseguirían el pin de la inmunidad, pero para eso primero debían pasar la criba de los prestigiosos chefs Oriol Castro y Mateu Casañas, encargados de supervisar la primera prueba con la ayuda de algunos de los exconcursantes de anteriores ediciones de "Masterchef junior".



La expectación, tanto por parte de los concursantes como de los espectadores, estaba por las nubes por la visita de Joan Manuel Serrat, que tenía una cita con el programa para formar parte de la prueba de exteriores, que para la ocasión pedía a los aspirantes que se sumaran a los voluntarios de Médicos sin fronteras con motivo de la celebración del 50 aniversario de esta organización, encargada de ofrecer asistencia médica y ayuda humanitaria en los lugares más devastados del planeta.

Su misión era la de dar de comer a cien personas, que asistían al evento en representación de los trabajadores y socios que acumulan por todo el mundo. Lo hicieron bajo las órdenes de dos chefs internacionales: Basem Alawartany y Jan Hendrik van der Westhuizen, que dirigieron la prueba comunicándose solo en su idioma nativo.

¿Y qué pinta Joan Manuel Serrat ahí? Bueno, el cantante es socio y colaborador de Medicos sin fronteras desde hace cuatro décadas y no ha podido rechazar participar en una prueba como esta para apoyar a la ONG. Su aparición ha causado sorpresa en los aspirantes, que han visto cómo el artista no solo ha presenciado el proceso de cocinado, sinó que también se ha enfundado el delantal para echarles una mano.



Ha sido entonces cuando Samantha Vallejo-Nágera ha aprovechado para acercarse a él con la misión de intentar captarlo para una futura edición de "Masterchef: Celebrity", sin embargo Joan Manuel ha sido tajante en su respuesta, cerrando todo tipo de posibilidades: "No, porque sería un abuso", contestaba.

Una de las concursantes, Julia, que es una autoproclamada fan del músico, le ha suplicado para que cantara alguna de las canciones de su amplio repertorio y Serrat se ha prestado sin problemas, deleitando a todos con un clásico, "Mediterráneo". Eso sí, tampoco ha perdido la oportunidad de sentarse junto a los comensales para degustar los platos de los concursantes.

Relacionados

CADENA 100