Isabel Pantoja se rebela en los juzgados durante su declaración en contra de su hermano Agustín

Mientras la tonadillera no rompe su silencio, Kiko Rivera apuesta por mandarle a su madre contundentes mensajes a través de sus redes sociales
Isabel Pantoja acompaña a Agustin a los juzgados en Sevilla
Isabel Pantoja acompaña a Agustin a los juzgados en Sevilla

Tiempo de lectura: 2’

Del brazo de su hermano Agustín, Isabel Pantoja acudía como testigo el pasado 1 de julio a los juzgados de Chiclana de la Frontera, Cádiz. Este episodio supone otro mal sueño para la tonadillera desde que su hijo Kiko la denunciara públicamente y televisivamente por guardar en secreto, durante tantos años, la herencia de Paquirri, que también le pertenecía a Francisco y Cayetano Rivera.

Desde entonces, madre e hijo no tienen relación. Y es que, no es que solamente no la tengan, si no que el DJ va a degüello a por su madre para que pague por haberle robado a él y a sus hermanos por parte de padre y por todo el daño causado durante estos años.

Sin embargo, la tonadillera no es el único objetivo de Kiko. Agustín Pantoja, hermano y ‘manager’ de Isabel, es el otro familiar del ‘clan’ que también está involucrado en esta polémica familiar. El ‘pequeño del alma’ de la cantante de ‘Marinero de Luces’ ha demandando a su tío, al que acusa de apropiación indebida de bienes y por estafa al haberse quedado, presuntamente, con el dinero que le pertenecía a él.



Es por ello que, Agustín e Isabel llegaron a los juzgados de la ciudad gaditana aparentemente más unidos que nunca. Isabel, vestida de negro con sus ‘míticas’ gafas que le acompañan en sus momentos más tristes y ‘oscuros’, agarraba del brazo a su hermano, una clara señal de apoyo, aunque el rostro y la actitud era muy seria.

Aunque en un comienzo del ‘drama’ familiar todo apuntaba a que podría existir una posible reconciliación, ya que el entorno cercano al ‘clan Pantoja’ podría haber mediado, esas posibilidades cada vez son menores. Además, los resultados de ese último encuentro judicial podrían no favorecer a Kiko Rivera.

Paloma García Pelayo, periodista en ‘El programa del verano’, contaba que Isabel Pantoja podría haberse acogido a su derecho de no declarar en contra de su hermano ya que, en este caso, la ley la ampara.

A la entrada y salida de los juzgados, tanto Agustín como Isabel evitaron responder a las preguntas de los periodistas. Al que tampoco respondió el tío de Kiko y Chavelita fue al abogado de su sobrino.

Después de que concluyera la sesión en el juzgado con ‘bastante tensión’, fue imposible conocer el desarrollo de lo que ocurrió dentro de la sala. El motivo fue que Isabel Patoja sufrió un ataque de ansiedad.



Sin embargo, el que sí se pronunció al respecto fue Kiko Rivera, como nos tiene acostumbrados, a raíz de su cuenta de Instagram, con un contundente mensaje: “La familia no es siempre de sangre”. Además, su mujer, Irene Rosales, en ‘Viva la Vida’, el programa en donde colabora afirmó que, Kiko, “estaba muy nervioso porque no es una situación agradable para él”, concluyó.

Finalmente, dos días después de la aparición pública de Isabel Pantoja, el DJ también publicaba que, “todo aquel que obra mal, al final, le irá mal…Dios se encarga de pasar factura, pues la justicia divina es algo de lo que nadie puede escapar”, concluía.

También te puede interesar...

Isabel Pantoja, la mano negra en la carrera de su prima Sylvia: así alejó a José Luis Moreno de ella

El complicado papel de Irene Rosales entre Kiko Rivera e Isabel Pantoja que ha llevado a que sea acosada


CADENA 100