¿Homenaje o casualidad? Las similitudes entre los videoclips de Billie Eilish y Beyoncé que no son para tanto

La última canción de la norteamericana, 'Lost changes', comparte una temática común con el '7/11' de la ex Destiny's child
¿Homenaje o casualidad? Las similitudes entre los videoclips de Billie Eilish y Beyoncé que no son para tanto

Tiempo de lectura: 3’

Si echamos la vista atrás en el tiempo en lo que respecta a la carrera musical de Beyoncé, nos damos cuenta de todo lo que ha conseguido, primero dentro de la formación Destiny's child, a finales de los 90, y desde 2002 en solitario. Una carrera en ascentente en la que no ha dejado de crecer, como artista y también como persona. Son muchos los éxitos que acumula, como 'Crazy in love', 'Baby boy' o 'Halo', entre muchos otros.

Por otro lado tenemos a Billie Eilish, que desde 2015 lleva luchando por convertirse en una estrella de la música, primero colgando sus canciones en internet para acabar petándolo con temas como 'Ocean eyes', que llamó la atención de un público que ya la reclamaba, aunque realmente no consiguió el éxito hasta 2019 con su primer álbum de estudio, 'When we all fall asleep, where do we go?'. con el que ha acumulado dos canciones con disco de platino y siete sencillos con disco de oro.

Dos artistas, dos carreras, con distintos estilos y un público muy diferente... ¿Y cuál es el problema? pues la polémica que se ha generado en torno al recién estrenado videoclip de la canción 'Lost cause', al que le encuentran demasiadas similitudes con el de '7/11' de Beyoncé... ¿Es para tanto la cosa? ¡Lo descubrimos!



Y es que los fans de la reina B han puesto el grito en el cielo cuando vieron de qué trataba el vídeo de Billie, en el que aparecía un grupo de chicas en una casa en lo que parece ser la típica fiesta de pijamas. Vamos a ver, no nos volvamos locos, porque la canción de Beyoncé es de 2014, ha pasado suficiente tiempo para que la idea del vídeo no parezca tener que ser exclusiva de por vida.

Y es que cualquier cualquier interpretación que pueda hacerse comparando ambos vídeos es completamente subjetiva, por lo que no podemos hablar de plagio en ningún caso. Es una temática tan genérica que tildarla de "plagio" son palabras mayores. Porque puede tratarse de inspiración e incluso de pura casualidad.

En el de Billie Eilish la artista se monta su propia fiesta con su grupo de amigas, en el que representa el poder a volver a disfrutar de las cosas más sencillas de la vida, como esta reunión social. Bien cierto es que en él abandona esos tonos oscuros que predominaban en el primer disco, mostrándose más abierta al mundo.



Pero siempre hay alguien a quien le gusta malmeter y se ha ido un paso más allá, viendo cosas donde no las hay. ¿Por que una fiesta con amigas y ropa cómoda, diversión y bailes tiene que ser exactamente lo mismo que otro que ha mostrado los mismos ingredientes pero representados de una forma distinta?

Las similitudes están a la vista, pero es muy aventurado catalogarla de plagio. ¿Se hubiera reaccionado de igual manera si hubiera sido Beyoncé la que hubiera publicado el videoclip después que Eilish? Esta nueva artista lo tiene todo ahora mismo: Un exitoso primer disco, tres premios Grammy, 19 años y una brillante carrera por delante. ¿Qué necesidad tiene de copiar a una de las divas musicales más grande de nuestra música actual? Ninguna.

Porque haya dejado de lado su estilo melancólico para abrazar una nueva era en la que su música se va definiendo con otro estilo y otro carácter y resulta que Beyoncé hizo eso mismo en 2014 con '7/11' no quiere decir que haya que acusarla indiscriminadamente como le está sucediendo. Puede que Eilish haya utilizado una lujosa casa, la escena de la cocina y el balconcito en el que aparecen jugando para rendirle un gran homenaje a Beyoncé. Puede.

También te puede interesar...

CADENA 100