El guitarrista de Queen, Brian May, asegura haber estado muy "cerca de la muerte" por un ataque al corazón

Fuera ya de peligro, Brian May relata, en un vídeo, que todo esto se produjo tras un accidente doméstico que le obligó a pasar por el hospital
El guitarrista de Queen, Brian May, asegura haber estado muy "cerca de la muerte" por un ataque al corazón

'La guitarra' de Queen

CADENA 100

Redactor CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Hace varias semanas, el guitarrista de Queen, Brian May, ha vivido en primera persona un desafortunado accidente en el jardín de su casa en el que se desgarró los músculos del glúteo. Sin embargo, ahora, a través de un vídeo ha desvelado que ha estado a punto de perder la vida por complicaciones cardíacas y que "estaba viviendo una pesadilla".

Ahora, el artista, de 72 años de edad, aunque se tomó con cierto humor británico esa dolencia y que "el glúteo hecho trizas por culpa de una sesión de jardinería demasiado entusiasta", tuvo que a continuación ponerse más serio para reconocer que el intenso dolor llegó a hasta "paralizar su cerebro". Pero más aún, el diario The Sun detalla cómo Brian May tuvo que ser llevado al hospital estando "muy cerca de la muerte" y, añade, que "en medio de toda la saga de la parte trasera dolorosa, tuve un pequeño ataque al corazón. Digo pequeño, no es algo que me haya hecho daño. Fueron unos 40 minutos de dolor en el pecho y opresión. Es esa sensación en los brazos y la sudoración".

Todas estas situaciones le llevaron a más pruebas que, finalmente diagnosticaron su problema cardíaco tras tener tres arterias congestionadas y en peligro de bloquear "la sangre a mi corazón". Tras esta crisis cardíaca severa, ha dicho que se plantearon una cirugía pero que finalmente se optó por implantar tres "stents".

Para despejar cualquier duda, hace unas horas ha hecho público un vídeo en el que relata más detalles de su situación médica actual mientras podemos apreciar su buen aspecto físico:

Como indicábamos, su estancia en el centro hospitalario le ha hecho compartir el gran sufrimiento físico y doror extremo: "Sentí que se apoderaba de mi personalidad", ha explicado May en Instagram. "Me levanté sintiendo que, de alguna manera, yo era el dolor y me costó mucho volver a mi cuerpo. Tuve que tomar una gran cantidad de analgésicos y, al final, estaba viviendo una pesadilla. Lo único que podía hacer era esforzarme para salir de esta. Lo he conseguido, pero solo porque pude contar con la ayuda de grandes fisioterapeutas y también fui al osteópata".

Esto también lo contó en primera persona: "Entonces, amigos ... necesito "oscurecerme" un tiempo, descansar un poco, en casa. Por favor, no me envíes compasión, solo necesito un poco de silencio curativo por un tiempo. Volveré, pero necesito el descanso completo, ¿de acuerdo? Gracias. Cuídate por ahí."

Esperamos que su guitarra siga sonando pronto en Queen.

Puede interesar también:

Queen + Adam Lambert confirman dos conciertos en España

CADENA 100