La batalla legal de Geraldine Larrosa por la herencia de Carlos Marín: “Yo no acoso a nadie”

La exmujer del fallecido Carlos Marín, de Il Divo, ha sido denunciada por la hermana del artista y todo se encuentra en manos de sus abogados
ctv-m8s-geraldine-carlos-marin

Tiempo de lectura: 2’

El pasado mes de diciembre falleció Carlos Marín, integrante del grupo Il Divo, dejando un gran vacío en el mundo de la música. Y también en las vidas de su familia, especialmente de su exmujer, Geraldine Larrosa, con la que tenía una excelente relación y con la que había continuado trabajando al ser ella también artista, más conocida como Innocence, su nombre artístico. Y su pérdida no solo ha sido muy dolorosa para ella sino que también le ha acarreado una serie de problemas legales que está tratando de resolver.

Fue hace una semana cuando salió a la luz que Rosa, la hermana del cantante, había denunciado a la que fuera su cuñada por "intentar arruinarles y llamarles continuamente". Y es que al parecer en el testamento de Marín dejó escrito que su piso, valorado en 700 mil euros, quedaría como herencia para Geraldine pero supuestamente ella quiere heredarlo libre de cargas, ya que aún quedan 300 mil euros de hipoteca por pagar, algo que le ha hecho verse inmersa en esta batalla legal con la familia de su ex. "Está en manos de mis abogados por acusaciones falsas", han sido sus palabras.

Geraldine Larrosa, en plena batalla por la herencia de Carlos Marín

"Estoy muy triste. Ya acusaron a los de Il Divo y como no pudo demostrar nada, ahora me viene a molestar a mí. Voy a hacer un escrito con mis abogados. Su madre y yo tenemos suficiente confianza para hablar entre nosotras. Todo queda en manos de mis abogados por acusarme de cosas falsas, coaccionarme e insultarme", dijo hace unas semanas Geraldine Larrosa en la revista Semana, defendiéndose de los ataques de su excuñada. Y ahora ha vuelto a hablar con Europa Press sobre este asunto: "La historia es que eso está en manos de mis abogados porque yo estoy trabajando y la familia siempre ha insistido en que los abogados hablen, es lo que hemos hecho”, ha expresado.

“Primero soy legataria, no soy la heredera, la heredera es la madre y ahora lo único que estamos investigando, tanto su abogado como el mío", ha querido dejar claro la artista. "La madre de Carlos ha sido una madre para mí toda la vida, o seguirá siendo toda la vida. Hay cosas que a veces no se entienden. Yo creo que va a estar en manos de los abogados todo porque se tergiversan las cosas y no se entiende la gente", ha añadido, un poco confusa sobre la situación en la que se ha visto involucrada.




El recuerdo de Geraldine a Carlos Marín

"Soy legataria de un piso que es mío de hace 25 años, no soy una churri que acaba de llegar a la vida de Carlos Marín. Aunque hemos estado casados tres años, he sido compañera de vida de todo hasta el final", ha añadido, reivindicando su papel. "La última videollamada fue para mí y lo más importante de esta historia, lo más trágico de esta historia es que Carlos no está, que ha fallecido y eso es muy importante, eso es lo más triste de esta historia. Yo no acoso a nadie ni nada, está todo en manos de mis abogados", ha concluido, zanjando el tema y cortándolo de raíz.



Relacionados

CADENA 100