Maruja Herráiz, la abuelita que ha conquistado los corazones: ''esto no es un Óscar, pero vale mucho más''

Sus discurso al recoger el premio '¡Buenos días, Javi y Mar! Por un mundo mejor' ha sido de lo más emocionante, lleno de valor, fe y principios

video

Maruja Herráiz, la abuelita que ha conquistado los corazones: ''Esto no es un Oscar, pero vale mucho más''

Pulsa para reproducir el video

 

Tiempo de lectura: 2’

Maruja Heráinz es pura inspiración para todos. Un ejemplo de superación, que a su 93 años confirma que ''la edad no es un problema, cumplir años es ser más sabio y sumar experiencia''. La abuelita que ha robado cientos de corazones ha sido premiada de la mano del presentador.

Esta historia nos da la razón en dos cosas: que el tiempo es relativo y que solo es una excusa cuando no se quiere hacer algo. Ella sigue regalándose lo más valioso que tenemos, el tiempo. "Esta historia transciende y va más allá de la figura de una maestra'', ha dicho Christian Galvez en su presentación de la galardonada más longeva de esta edición de los Premios "¡Buenos días Javi y Mar! Por un Mundo Mejor". 

 

Con mucha gracias y desparpajo, Maruja ha subido a recoger el premio acompañada de su sobrina, que ha sido la ''culpable'' de que esto pase: ''En este momento me acuerdo de toda mi familia y a todos los que hacen posible que las cosas salgan. Además, me acuerdo de los que están más allá de las estrellas: mis padres, mi hermana, mi marido. Todos ellos han hecho que yo sea así'', ha contado. ''Estoy agradecida, porque a mis 98 años que he cumplido el día 5 de diciembre y doy las gracias a toda la gente y a todos los que estáis hoy aquí', ha añadido. Y ha concluido su discurso con mucha gracia: ''Oye, que esto no es un Óscar, pero vale mucho más''.

 

Descubre más sobre la historia de Maruja

Maruja es una auténtica heroína. Tiene 98 años, vive en Alicante y se quedó viuda hace unos 30 años. Decidió quedarse a vivir allí aunque tenía toda su vida organizada, el resto de su familia vive en Madrid. Actualmente sigue viviendo de alquiler en un piso y vive sola. Cuenta con la ayuda de una chica que pasa la noche con ella por si pasa algo y le ayuda con la casa y a hacer compra y demás.

Maruja demuestra cada día que no hay edad para hacer cualquier cosa. Da clase. Ejerce como profesora de otras personas que no han tenido la oportunidad de estudiar. Les enseña a leer, a escribir. Busca información y pide ayuda a la familia para que le envíen la documentación que necesita para dar las clases.

Además de ser profesora, Maruja gestiona y realiza sus papeleos, seguro, médico, es socia del club náutico, se va a comer con las amigas y sigue viajando. Viaja al menos un par de veces al año. Además es amante de los animales. Es todo un ejemplo a seguir. Una mujer casi centenaria que da clases a personas que han tenido pocas oportunidades de aprender en el pasado.

video

Maruja Herráinz, maestra, premio ¡Buenos días, Javi y Mar!

 

Relacionados

CADENA 100