PELÍCULA RECOMENDADA

Vida oculta: la película de la semana

Luis Moreno nos recomienda hoy un drama basado en hechos reales
Vida oculta: la película de la semana

Tiempo de lectura: 2’

He leído muchas, muchísimas críticas sobre Terrence Malick y su última película “Vida oculta”. Todas me parecen correctas. Y no tengo el más mínimo reparo en admitir que para muchos esta película sea un auténtico, genuino y absoluto tostón. ¡Así son las cosas en el cine! Y no caeré ahora en la tentación de escribir una mentecatez del tipo: “para gustos los colores”. Sencillamente, Malick no es para todos. Así de fácil y así de llano.

Dicho lo cual, “Vida oculta” me parece una obra maestra. Con todos los riesgos que comporta la frasecita. Ahora bien, de inmediato debo advertir que jamás de los jamases la recomendaría a nadie. Y mucho menos a mis dilectos amigos. A Malick hay que llegar por propia búsqueda personal y no por recomendación del crítico de turno. Podría decirse, sin temor a equivocarse, que el camino hacia el bautismo malickiano es ingrato además de tortuoso, un camino que precisa esfuerzo cinéfilo y no siempre ofrece recompensas. Además, por otra parte, me da en la nariz que aun poniendo todas las ganas del mundo no hay garantías de llegar al paraíso prometido. Al fin y al cabo, como decía el proverbial John Cassavetes, «El cine es una investigación sobre nuestras vidas. Sobre lo que somos. Sobre nuestras responsabilidades –si las hay–. Sobre lo que estamos buscando».

 “Vida oculta” me parece una obra maestra. Con todos los riesgos que comporta la frasecita

En este último trabajo el maestro Malick vuelve a incidir en el tema de la transcendencia, algo que le preocupa y que puede rastrearse a lo largo de su sorprendente filmografía. La historia es bella, honda, reflexiva, cautivadora y humana, muy humana. Fotografiada de forma admirable y con unas interpretaciones que destilan autenticidad, son tres horas de cine sentido, hecho desde las entrañas, sin subterfugios ni dobleces. Tres horas. Sí, tres horas que en el caso de quien suscribe pasaron en un abrir y cerrar de ojos. E insisto, no seré yo quien la recomiende, pero “Vida oculta” está ahí, dispuesta a ofrecer sus placeres a quienes ya no tienen remedio.

Aquí no hay términos medios. O te rindes a los encantos de este cine poético o ya, decididamente, los Hermanos Lumière no te han llamado por este sendero.

Luis Moreno-Crítico de Cine

CADENA 100