DESCUBRE EL INTERIOR

Estos son algunos de los enclaves que no puedes dejar de visitar en la provincia de Jaén

Jaén atesora suficientes atractivos y recursos patrimoniales, culturales, naturales, históricos, tradicionales o gastronómicos como para venir a conocerla
Estos son algunos de los enclaves que no puedes dejar de visitar en la provincia de Jaén

Tiempo de lectura: 4’

El turismo de interior está de moda y de turismo de interior sabe mucho la provincia de Jaén. El destino "verde y seguro" que ofrece el interior de Andalucía, y en este caso Jaén, ha hecho que a fecha de hoy sea casi misión imposible encontrar un alojamiento rural en el que pasar unos días de vacaciones en familia en un entorno natural iningualable. Jaén atesora suficientes atractivos y recursos patrimoniales, culturales, naturales, históricos, tradicionales, gastronómicos, o de calidad de vida, como para visitarla y conocerla en profundidad.

Podemos elegir un destino de sierra en cualquiera de los cuatro Parques Naturales con los que cuenta la provincia, o un enclave rural en el que olvidarnos de todo en paz y armonía, o de pueblos y ciudades cargados de historia y patrimonio. En Jaén hay mucho donde elegir y resulta complicado decidir cual será nuestro destino entre tanta oferta.

La provincia de Jaén es tierra de fronteras. En sus tierras habitaron diferentes culturas milenarias en las que musulmanes, cristianos y judíos fueron capaces de llegar a vivir en armonía durante siglos. La historia de Jaén se ancla en el tiempo con un pasado que se remonta a época prehistórica, con el origen de una economía y una cultura arraigada en torno al olivo, la mayor riqueza de esta tierra y que convierte a Jaén en la Capital Mundial del Aceite de Oliva con más de 586.000 hectáreas de olivar y cerca de 70 millones de olivos .

Jaén es tierra de Castillos y Batallas repartidos entre sus 97 municipios, muchos de ellos escondidos en los más singulares rincones. Paisajes de belleza sin igual que no te dejarán indiferente y que merecen ser descubiertos por el viajero. Por eso hoy te vamos a recomendar algunos de los muchos enclaves que debes de visitar si quieres descubrir el paraíso interior que es Jaén.

Jaén: la capital del Santo Reino

Si decides visitar la provincia, no debes dejar pasar la oportunidad de disfrutar en Jaén, la capital, de una de las piezas claves del Renacimiento español: su Santa Iglesia Catedral, construída en los siglos XVI-XVIII, siguiendo planos e indicaciones originales de Andrés de Vandelvira. Una joya de aspira a convertirse Patrimonio de la Humanidad.

En tu paseo por la ciudad descubrirás también los Baños Árabes construidos en el siglo XI, catalogados como los más grandes y mejor conservados de Al- Andalus, situados en los bajos del palacio de Villardompardo, en pleno casco histórico de la ciudad, o el Castillo de Santa Catalina, mirador privilegiado desde donde podrás disfrutar de la riqueza del mar de olivos y disfrutar con una perspectiva que ni imaginas, los imponentes campanarios de iglesias y conventos medievales, y un casco histórico de rincones marcados por las distintas culturas y formas de vida que pasaron por la ciudad.

Úbeda y Baeza, Ciudades Patrimonio de la Humanidad

Sus calles conservan el hechizo de hace medio siglo. Úbeda y Baeza son dos ciudades repletas de historia por las que parece que el tiempo no pasa. Imponentes iglesias y palacios de piedra convertidos en el máximo exponente del renacimiento español, es lo que el viajero podrá descubrir mientras se sumerge en un legado cultural en el que la poesía, la gastronomía y los sabores del mejor aceite de oliva virgen terminaran de conquistar al visitante.

Übeda es la 2º ciudad europea con más monumentos por metro cuadrado. En tu visita podrás disfrutar de edificios como el Hospital de Santiago, el Palacio Vela de los Cobo, el Palacio Vázquez de Molina, la Casa de las Torres o la Colegiata de Santa María de los Reales Alcázares, por nombrar solo algunos de los más emblemáticos.

En Baeza es visita obligada su Catedral, el Palacio de Jabalquinto, el Antiguo Seminario San Felipe Neri, las Casas Consistoriales Altas, las Ruinas del Convento de San Francisco o la Audiencia Civil y Escribanías Públicas, entre otros tantos y tan bellos enclaves renacentistas.

Tampoco podemos dejar pasar la oportunidad de disfrutar de una rica y variada gastronomía en la que el aceite de oliva juega un papel primordial. Un ochío relleno de morcilla o un Virolo son manjares para el paladar.

Declaradas Ciudades patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Úbeda y Baeza son, en definitiva, un regalo para los sentidos que no debes dejar de visitar.

Jaén y sus Parques Naturales

Jaén es una tierra de contrastes montañosos en todo su perímetro y cuenta con la mayor superficie de espacios naturales protegidos de España (304.175 hectáreas): 4 Parques Naturales, 3 Parajes Naturales, 2 Reservas Naturales, 5 Monumentos Naturales y 2 Parques Periurbanos. Todos ellos equipados con las infraestructuras y servicios óptimos para el uso y disfrute del viajero más aventurero.

Los amantes de la naturaleza encuentran en la provincia de Jaén todo lo que necesitan para disfrutar de la misma. En los parques naturales de Cazorla, Segura y las Villas, Sierra Mágina, Sierra de Andújar o Despeñaperros, encontraras infinidad de cumbres despejadas, ríos transparentes y caudalosos que se convierten en el mayor parque acuático natural de Andalucía entre bosques interminables, aldeas blancas, castillos que fueron testigos de la historia de estas tierras de batallas y, por supuesto, la más rica gastronomía. Parajes de ensueño en plena naturaleza en los que, además de refrescarse, el visitante puede practicar deportes acuáticos como descenso de barrancos, piragüismo, kayaks, rafting, paddle surf .

Estos son solo algunos de los destinos que Jaén ofrece al turista. Jaén, 97 municipios por descubrir. Ven a jaén y descubre el paraíso interior.

La pipirrana de Jaén

La gastronomía de Jaén es muy rica y variada. Recetas ancestrales enamoran al paladar más exigente con productos de la tierra. Imperdonable sería venir a la provincia de Jaén y no probar el Cordero Segureño, los embutidos caseros, el Lomo de Orza, el Ajoatao, el Bacalao a la Baezana, la Perdiz en Escabeche, la Carne de Monte o el Paté de Perdiz, sin olvidar los exquisitos postres de nuestras abuelas, o los famosos Hojaldres de Guarromán, el Virolo de Baeza y el Chachepó de Linares. Una delicia.

Pero sin duda el plato del verano en Jaén es la pipirrana.

Nuestra bloguera de cabecera, Carmina Martínez, nos regala en su blog Carmina en la Cocina, la verdadera receta de este plato que tienes que probar de manera inexcusable en tu visita a Jaén.

Disfrútala.

CADENA 100