GASTRONOMÍA

El error que cometes al tirar el líquido de una lata de piña

Puedes elaborar natillas cremosas, bizcochos o magdalenas, además de potenciar el sabor de infusiones o helados
ctv-gtm-1640093023551

Tiempo de lectura: 2’

Al igual que ocurre con otros líquidos de cobertura, seguro que muchos de vosotros tiráis por el fregadero el almíbar o el jugo natural de las latas o botes de fruta. ¡Craso error. No vuelvas a tirarlo nunca más!

Debes de saber que la fruta enlatada o en conserva viene cubierta por su propio jugo al natural sin azúcares añadidos, o en almíbar. El jugo o el líquido natural es la opción más saludable, ya que contiene menos cantidad de azúcar, aunque también puedes usar el almíbar siempre y cuando lo hagas de manera esporádica.

¿Qué puedes hacer con el jugo de una lata de piña?

Con la Navidad a la vuelta de la esquina seguro que quieres sorprender a tus invitados con recetas ricas y originales. Por eso debes saber que el jugo de las frutas enlatadas puedes utilizarlo de múltiples maneras en la cocina.

¿Alguna vez has pensado que ese líquido que desechas de una lata o bote de fruta puede realzar y potenciar el sabor y el aroma de bizcochos, magdalenas, infusiones o helados, por citar solo algunos ejemplos?



Con el jugo de una lata de piña puedes preparar, por ejemplo, unas deliciosas y cremosas natillas, una riquísima mermelada, o un bizcocho de piña que conquistarán al paladar más exigente de tu casa. Si eres amante de las infusiones, el jugo de la piña o de cualquier otra fruta en conserva le dará un toque afrutado muy sensual y apetecible. También puedes realzar el sabor de una bebida gaseosa dándole un toque de manzana, piña, pera, uva...

Con el líquido sobrante de cualquier lata o bote de frutas (que no sea piña en este caso) puedes hacer una fantástica gelatina de frutas. Basta cambiar el agua por este caldillo y seguir los pasos habituales para este delicioso postre al que, además, puedes y debes añadirle algunos trozos de esa fruta enlatada. A los chavales de la casa les va a gustar tanto que no podrás dejar de hacerla.

Deja boquiabiertos a tus invitados preparándoles de postre una deliciosa tarta de piña sin horno. Utilízalo para endulzar un yogur natural o para darle un toque de frescura a un yogur griego o una cuajada o incluso un arroz con leche. Un toque exótico que no pasará desapercibido.

Atrévete a marinar pollo, salmón o cerdo antes de cocinarlo al horno o úsalo para hacer una vinagreta para ensaladas tropicales y por supuesto, conviértelo en un ingrediente más a la hora de hacer una mousse de piña, bizcochos, muffins o helados.

CADENA 100