Cine en casa

Cine confinado, con Luis Moreno

Hoy proyectamos "En el nombre de la Rosa" y "Al filo de los diecisiete"
Cine confinado, con Luis Moreno

Tiempo de lectura: 2’

De nuevo volvemos la vista a los clásicos. Esta semana recomiendo encarecidamente para la “encerrona” a la que estamos siendo sometidos una de las películas más absorbentes y magnéticas de la historia del cine: “El nombre de la rosa”.

En nombre de la rosa

Como todo el mundo sabe, la película se basó en un prodigioso relato de homónimo título escrito por Umberto Eco. Al frente de la dirección estaba el nunca bien valorado cineasta francés Jean-Jacques Annaud y, como protagonista absoluto y destacado, aparecía Sean Connery interpretando a una especie de Sherlock Holmes que respondía al nombre de Guillermo de Baskerville.

Son más de dos horas de un relato que atrapa sin remisión, que no te deja apartar la vista de la pantalla y que por más que lo hayas visto siempre aparece tan nuevo como deslumbrante. Annaud venía de triunfar en los cines con una película tan sugestiva como “En busca del fuego”, sin embargo pocos podían imaginar que se consolidaría en el panorama europeo, debido a que la adaptación de “El nombre de la rosa” entrañaba más riesgos que beneficios. No fue así. Hoy en día se la considera como una de las obras cinematográficas que no desmerecen a su ensalzado original literario.

No conviene dejarse engañar por las miniseries que ahora mismo podemos contemplar en televisión, “El nombre de la rosa” de 1.986 sigue elevándose como una de las películas más relevantes de la última parte del siglo pasado.

FRASE: “Que pacífica sería la vida sin amor, que segura y tranquila. Y que insulsa".

Al filo de los diecisiete

Como no sólo de clasicismo vive el hombre, la otra recomendación de la semana es una comedia mordaz de producción hollywoodiense en la que una adolescente nos cuenta sus peripecias vitales en un mundo que para ella carece de toda lógica: “Al filo de los diecisiete”.

Contemplas esta película y de inmediato tienes la sensación de autenticidad, de que todo lo que te están contando es veraz, sin trampa ni cartón y, además, modulado de forma admirable por unos diálogos ingeniosos que actúan como anzuelo para engancharse a la función.

¿Os acordáis de la maravillosa niña que aparecía en el western de los Hermanos Coen “Valor de ley” y que consiguió una nominación para el Oscar? Exacto, se llama Hailee Steinfeld y se ha convertido en una excelente actriz con múltiples registros. En esta ocasión es de quitarse el sombrero la interpretación de una chica que no encaja con la gente de su edad, y tanto es así que buena parte del éxito de la película se debe a su buen quehacer.

Función inteligente y bien diseñada que tiene bastantes concomitancias con títulos como “Juno” o “Rumores y mentiras”, lo cual, dicho sea de paso, en ningún momento interfiere para su particular disfrute.

No es habitual encontrar películas sobre adolescentes que no ninguneen al espectador con planteamientos triviales ni tópicos manidos. Aquí hay sustancia. Quizá no sea una sustancia novedosa ni original, pero al menos se respeta la inteligencia, cosa que por desgracia no sucede en la gran mayoría de películas para consumo de quinceañeros.

¡Una pequeña joya!

FRASE: “A veces la vida no es justa. ¿De acuerdo? Tienes que entenderlo”.

CADENA 100