Planeta debug

La UJI expone los carteles de los 18 videojuegos por el cambio climático diseñados por alumnado

El vestíbulo de la ESTCE acoge la muestra del arte de los juegos promovidos desde el Living Lab Planeta Debug
ctv-nh4-planeta debut videojocs 21dll10
  • Jose Damián Llorens Aliaga

Tiempo de lectura: 4’

La Universitat Jaume I presenta la exposición de los 18 carteles de los videojuegos por el cambio climático diseñados por estudiantado con inspiración en líneas de investigación científica y promovidos por el Living Lab Planeta Debug, cofinanciado por la Fundación Carasso. Los juegos descargables gratuitamente mediante códigos QR son: Nashville, Iridescent, The Antidote, Loto, Plastic o’clock, El Glifo de Thumus, Aqua, Reciclator-3000, Icebreaker, Mission Ozono, Blooming Violent, The Lightbringer, NanoDoctor, Version 18, Overdose, Mr Coating, The Wayback y Last Sunlight.


La inauguración de la muestra del arte de los juegos creados durante los dos últimos cursos académicos ha contado con la participación de la directora, Amèlia Simó, y la vicedirectora, Ana Piquer, de la Escuela Superior de Tecnología y Ciencias Experimentales (ESTCE), el vicedirector del Grado en Diseño y Desarrollo de Videojuegos, Raúl Montoliu, el vicedirector del Grado de Inteligencia Robótica, Antonio Morales, y el profesor e investigador principal del Living Lab Planeta Debug, Emilio Sáez.


Los 18 carteles de los videojuegos Planeta Debug son resultado del desafío Good Game, que ha permitido que los estudios y experimentos de 18 grupos de investigación hayan servido de inspiración para que el estudiantado de tercer curso del Grado en Diseño y Desarrollo de Videojuegos creen juegos que puedan abordar varios retos vinculados con el calentamiento global. Las asignaturas implicadas son: Ingeniería del Software, con los profesores Antonio Morales y Enric Cervera; Diseño Conceptual de Videojuegos, impartida por Emilio Sáez, y Arte del Videojuego, con el profesor Diego Díaz.


La directora de la ESTCE, Amèlia Simó, ha subrayado «la importancia de que el alumnado del Grado de Videojuegos haya tenido la oportunidad de participar en una iniciativa interdisciplinar como Planeta Debug, al mismo tiempo, promoviendo los valores de la preservación del medio ambiente, la salud y la implicación para hacer frente al cambio climático». «Esta exposición revela el talento joven y el compromiso por la sostenibilidad existente en el estudiantado de nuestra escuela y la UJI», ha añadido.


EL RETO GOOD GAME

Las investigadoras e investigadores que han participado en Good Game 02 han sido Aurora García Gallego y Eva Camacho, del grupo de Economía Experimental y Computacional, Laboratorio de Economía Experimental (LEE); María Jesús Muñoz, del grupo de investigación Sostenibilidad de las Organizaciones y Gestión de la Responsabilidad Social (SoGReS); Eliseo Monfort, de Ingeniería Química y Tecnología de Materiales (ChEMTECh) y del ITC Sostenibilidad; Marisa Rebagliato, del grupo de Epidemiología Perinatal y Salud Ambiental; Beatriz Julián, del grupo de Materiales Multifuncionales (GGMM) del INAM; Luis Cabedo, del grupo Polímeros y Materiales Avanzados (PIMA) y el proyecto europeo YPACK; Sergio Chiva, del grupo de Fluidos Multifásicos y la Cátedra FACSA; Antonio Gallardo, del grupo Ingeniería de Residuos (INGRES) y Mariano Aznar, del Centro de Estudios de Derecho y Relaciones Internacionales. Los videojuegos creados bajo la inspiración de estos ha sido, respectivamente: Nashville, Iridescent, The Antidote, Loto, Plastic o’clock, El Glifo de Thumus, Aqua, Reciclator-3000 y Icebreaker.


Las investigadoras e investigadores que han participado en Good Game 02 han sido María Jesús Muñoz, del grupo de investigación Sostenibilidad de las Organizaciones y Gestión de la Responsabilidad Social (SoGReS); Sergio Chiva, del grupo de Fluidos Multifásicos y la Cátedra FACSA; Aurora García Gallego, del grupo de Economía Experimental y Computacional; Eliseo Monfort, de Ingeniería Química y Tecnología de Materiales (ChEMTECh) y del ITC Sostenibilidad; Marisa Rebagliato, del grupo de Epidemiología Perinatal y Salud Ambiental; Antonio Gallardo, del grupo Ingeniería de Residuos (INGRES); Luis Cabedo, del grupo Polímeros y Materiales Avanzados (PIMA) y el proyecto europeo YPACK; Beatriz Julián, del grupo de Materiales Multifuncionales (GGMM) y Mariano Aznar, del Centro de Estudios de Derecho y Relaciones Internacionales.


En la primera edición de Good Game, durante el curso 2019-2020, participaron los profesores Leonor Hernández, del Grupo de Fluidos Multifásicos; Vicent Arbona, del Grupo de Ecofisiología y Biotecnología; Ivan Mora-Seró, del Grupo de Semiconductores Avanzados; Gladys Mínguez, del Grupo de Investigación en Óptica; Vicent Baydal, del Grupo de Historia y Derecho Forales Valencianos; María Ibáñez, del Instituto Universitario de Plagas y Aguas, Lucia Reig, María José Ruá y Miguel Ángel Pitarch, del Grupo de Tecnología, Calidad y Sostenibilidad en la Edificación; Pedro Sanz, del Laboratorio de Interacción y Sistemas Robóticos, y Conrado Martínez, del Grupo Melanogén. Los videojuegos diseñados basados en estas investigaciones son, respectivamente: Mission Ozono, Blooming Violent, The Lightbringer, NanoDoctor, Version 18, Overdose, Mr Coating, The Wayback y Last Sunlight.


GLOBAL DEBUG CON LA GLASGOW CALEDONIAN UNIVERSITY

Por su parte, el profesor Antonio Morales ha anunciado la puesta en marcha de una línea de actuación internacional del living lab, Global Debug, en colaboración con el Grado de Videojuegos de la Glasgow Caledonian University. «El trabajo con estudiantado de Glasgow para desarrollar propuestas de juego conjuntamente será una gran experiencia para el alumnado de la UJI, puesto que permitirá intercambiar visiones desde ámbitos geográficos muy diversos». La sostenibilidad y el cambio climático como objeto de juegos, en opinión de Morales, constituyen «temas de relevancia social y preocupación de la juventud actual; en consecuencia, estamos ilusionados en poner en marcha esta iniciativa, atrasada por la covid-19, la cual esperamos que sea muy enriquecedora para el estudiantado tanto de la UJI como de Glasgow».


SOBRE LA FUNDACIÓN DANIEL Y NINA CARASSO

Creada en 2010, en honor a Daniel Carasso, fundador de Danone, y su esposa Nina, la Fundación Daniel y Nina Carasso desarrolla su actividad en Francia y España. Su trabajo consiste en acoger, apoyar, acompañar y conectar a las personas que se atreven a mirar y a construir el mundo de forma diferente en sus dos líneas de trabajo: la Alimentación Sostenible y el Arte Ciudadano. La Fundación Daniel y Nina Carasso es una fundación Grant Maker (exclusivamente financiadora de iniciativas de interés general), de patrimonio familiar, afiliada a la Fondation de France. Es independiente de cualquier sociedad mercantil.


CADENA 100