Planeta Debug

La UJI celebra el Día del Medio Ambiente con un torneo de videojuegos

El Living Lab Planeta Debug otorgará una consola Playstation 4, un monitor gaming de 27 pulgadas y unos auriculares gaming a los ganadores
Planeta Debug
Universitat Jaume I

Tiempo de lectura: 3’

El Living Lab Planeta Debug de la Universitat Jaume I (UJI), con la cofinanciación Fundación Daniel y Nina Carasso, pone en marcha el primer torneo de videojuegos contra el cambio climático mañana con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente. El concurso estará activo una semana, hasta el próximo 11 de junio, y se otorgarán tres premios: una consola Playstation 4, un monitor gaming de 27 pulgadas y unos auriculares gaming.

El torneo de videojuegos Planeta Debug ha sido una actividad planificada por el Living Lab de la UJI sobre videojuegos, cambio climático y arte en el ámbito digital teniendo en cuenta los nuevos condicionamientos de interacción social exigidos por la pandemia causada por la COVID-19. Las bases se pueden encontrar en el web http://planetadebug.uji.es. La propuesta está abierta a todos los públicos, pero hace falta la inscripción mediante un formulario.

«Este torneo-concurso quiere animar a jugar a los interesantes videojuegos que ha diseñado el alumnado del Grado de Diseño y Desarrollo de Videojuegos, impartido en la Escuela Superior de Tecnología y Ciencias Experimentales (ESTCE), junto a los grupos de investigación de la UJI. La mejor forma de disfrutar de estos originales juegos es jugándolos y, sobre todo, también nos interesa mucho como investigadores en la materia, conocer las impresiones de los jugadores sobre esta experiencia», argumenta el profesor Emilio Sáez, investigador principal del Living Lab Planeta Debug y miembro del grupo de investigación ITACA del Departamento de Ciencias de la Comunicación.

VIDEOJUEGOS MR. COATING, LAST SUNLIGHT I MISSION OZONE

El principal objetivo de este torneo es promover la participación de la ciudadanía en el Living Lab mediante el juego a tres de los nueve videojuegos creados con la línea de trabajo Good Game y, a la vez, conocer su opinión sobre las propuestas.

A través de la actividad Good Game, desarrollada de septiembre de 2019 a enero de 2020, grupos de investigación de la UJI han inspirado el estudiantado de tercer curso del Grado de Diseño y Desarrollo de Videojuegos en la creación de juegos sobre temas de clima, sostenibilidad y salud. Concretamente, el concurso plantea al público jugar a Mr. Coating, Last Sunglight y Mission Ozone, videojuegos inspirados, respectivamente, por la actividad científica del Grupo de Tecnología, Calidad y Sostenibilidad en la Edificación (TECASOS) -con la participación de Lucia Reig, María José Ruá y Àngel Pitarch-; el Grupo Melanogén, dirigido por Conrado Martínez, y el Grupo de Fluidos Multifásicos, coordinado por Leonor Hernández.

En segundo lugar, este torneo pretende fomentar el conocimiento sobre el cambio climático, la investigación científica desarrollada en los laboratorios de la UJI en sostenibilidad y contribuir a la conciencia ciudadana sobre estas materias. En cuanto a los miembros del jurado, está integrado por los profesores de la UJI Emilio Sáez, Maria Josep Picó, Miguel Chover, Diego Díaz i Antonio Morales.

El Living Lab Planeta Debug, surgido con el apoyo del Programa Arte Ciudadano de la convocatoria Componer saberes para comprender los desafíos contemporáneos de la Fundación Carasso, también ha adaptado a las condiciones de la pandemia por coronavirus otras propuestas, como por ejemplo la formación en diseño de videojuegos y cambio climático dirigida a profesorado de Educación Primaria y Secundaria, con la colaboración del Cefire Artístico Expresivo de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte de la Generalitat Valenciana. Esta actividad se ha tenido que pasar de formato presencial a en línea. Por su parte, la convocatoria de residencias de producción en los laboratorios de la UJI dirigidas a artistas también se demoró, a pesar de que ya está activa.

SOBRE LA FUNDACIÓN DANIEL I NINA CARASSO

Creada en 2010, en honor a Daniel Carasso, fundador de Danone, y su esposa Muñeca, la Fundación Daniel y Nina Carasso desarrolla su actividad en Francia y España. Su trabajo consiste al acoger, apoyar, acompañar y conectar a las personas que se atreven a mirar y a construir el mundo de forma diferente en sus dos líneas de trabajo: la Alimentación Sostenible y el Arte Ciudadano. La Fundación Daniel y Nina Carasso es una fundación Grant Maker (exclusivamente financiadora de iniciativas de interés general), de patrimonio familiar, afiliada a la Fondation de France. Es independiente de cualquier sociedad mercantil.

CADENA 100