UJI

Los artistas Planeta Debug inician las residencias ‘Clima & Videojuegos’

Mónica Rikić Fusté y Román Torre Sánchez comienzan la colaboración con diversos grupos de investigación para poner en marcha sus proyectos
Planeta Debug
Universitat Jaume I

Tiempo de lectura: 3’

Los artistas Mónica Rikić Fusté y Román Torre Sánchez, ganadores de las residencias ‘Clima & Videojuegos’ en laboratorios de grupos de investigación de la Universitat Jaume I, han iniciado los suyos proyectes Posidonia y Última oportunidad, respectivamente, que reflexionarán sobre el cambio climático, la sostenibilidad y la biodiversidad a través del arte y los videojuegos. Esta iniciativa, con una inversión de 7.660 euros, está promovida por el Living Lab Planeta Debug de la UJI, cofinanciado por la Fundación Daniel y Nina Carasso en su programa de Arte Ciudadano.

Mónica Rikić Fusté y Román Torre Sánchez se han reunido con varios responsables del Living Lab Planeta Debug –Emilio Sáez, Diego Díaz i Maria Josep Picó- para iniciar la fase de la residencia a distancia, a causa de la COVID-19, y han mostrado interés en empezar a colaborar con varios grupos de investigación, entre ellos, el de Semiconductores Avanzados (GAS) del INAM, el de Ecofisiología y Biotecnología y el de Interacción y Sistemas Robóticos (IRS Lab).

COOPERACIÓN Y TRANSFERNCIA CIENCIA-ARTE

El profesor Diego Díaz, investigador del grupo Diseño y Arte Contemporáneo: Tendencia, Innovación y Creatividad (DACTIC) de la UJI comenta que en la reunión en formato digital con Mónica Rikić Fusté y Román Torre Sánchez «se han establecido las bases para iniciar la producción de los dos proyectos seleccionados, especialmente, hemos analizado las necesidades de los artistas para acceder al conocimiento y estudios de los grupos científicos, también desde un punto de vista de cooperación y transferencia de conocimiento mutuo».

Estas primeras residencias de artistas en la UJI son «una oportunidad de gran interés para establecer colaboraciones entre artistas, comunidad investigadora y estudiantado, de la que esperamos que surjan buenas ideas que puedan dar lugar en futuras iniciativas en el campo de la cocreación, la sostenibilidad y los videojuegos», argumenta Emilio Sáez, investigador principal del Living Lab Planeta Debug a la vez que miembro del Grupo ITACA.

UN VIDEOJUEGO EXPERIMENTAL BASADO EN UNA BATALLA NAVAL

El proyecto Posidonia de Mónica Rikić será un videojuego experimental basado en una batalla naval que surge de la pantalla mediante una proyección cenital sobre una superficie de grandes medidas cubierta de agua. «Se trata de una aventura textual donde los jugadores tienen que completar una serie de objetivos para salvar o destruir el océano, según su rol al juego», apunta el artista. Mónica Rikić (Barcelona, 1986) es artista de nuevas tecnologías. Enfoca su práctica en el código, la electrónica y objetos no digitales para crear proyectos interactivos a menudo enmarcados como juegos experimentales. Su interés radica en el impacto social de la tecnología, la convivencia humano-máquina-humano y la reapropiación de sistemas tecnológicos para repensarlos a través del arte. Ha participado en festivales internacionales como, por ejemplo, Ars Electronica, Sónar+D o Japan Media Artes Festival.

DISPOSITIVO JUGABLE DE EXPERIENCIA HÍBRIDA

Roman Torre explica que su idea para Última oportunidad es «desarrollar un dispositivo jugable, a medio camino entre la experiencia física y el entorno digital, que contemple y trabaje con las problemáticas de la emergencia climática y los cambios del clima extremo. Por este motivo, «busco la inspiración en las máquinas recreativas de tipos arcade, incorporando efectos físicos –agua, temperatura, etc- con los que sentir estos cambios de manera urgente mientras se completa la partida», añade. Torre (Asturias, 1978) ha trabajado conceptualizando, realizando y colaborando en todo tipo de producciones artísticas y tecnológicas de todas las medidas, desde pequeños dispositivos a instalaciones artísticas o escenografías visuales de medio formado, pasando por grandes producciones visuales en escena, como es el caso de espectáculos de danza y óperas.

ESTANCIAS EN EL INIT

Las residencias artísticas previstas para 2020-2021, con un presupuesto de 7.660 euros, cubrirán gastos de honorarios, producción de obra, viajes y estancia en Castelló de la Plana. El Instituto de Nuevas Tecnologías de la Imagen (INIT) del campus de la UJI acogerá a sus instalaciones los dos artistas seleccionados, mientras que el programa también cuenta con el apoyo y la colaboración del Consorcio de Museos de la Comunidad Valenciana de la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte.

El objetivo de esta línea de acción de Planeta Debug es fomentar la creatividad y la reflexión interdisciplinar, a la vez que desarrollar nuevos espacios y lenguajes de confluencia entre arte, cambio climático, ciencia y ciudadanía a fin de promover nuevos enfoques para abordar la sostenibilidad.

SOBRE LA FUNDACIÓN DANIEL I NINA CARASSO

Creada en 2010, en honor a Daniel Carasso, fundador de Danone, y su esposa Nina, la Fundación Daniel y Nina Carasso desarrolla su actividad en Francia y España. Su trabajo consiste al acoger, apoyar, acompañar y conectar a las personas que se atreven a mirar y a construir el mundo de forma diferente en sus dos líneas de trabajo: la Alimentación Sostenible y el Arte Ciudadano. La Fundación Daniel y Nina Carasso es una fundación Grant Maker (exclusivamente financiadora de iniciativas de interés general), de patrimonio familiar, afiliada a la Fondation de France. Es independiente de cualquier sociedad mercantil.

CADENA 100