Los beneficios de aprender a pedir ayuda

Date la oportunidad de compartir, no pasar solo momentos difífiles. ¿Hay algo más auténtico que ser todos diferentes, humanos y perfectamente imperfectos?
Ayuda

 

CADENA 100

Coordinadora digital CADENA 100

Tiempo de lectura: 2’

Desde que lanzamos los retos y vemos vuestras motivaciones, ¡nos encantan los lunes!

El objetivo a compartir esta semana es más sobre un estilo de vida que práctico, pero tan importante o más que los anteriores. Hoy aprendemos a mirar un poquito más nuestro interior, a mirarnos en el espejo y vernos, porque no es lo mismo.

Pedir ayuda es un signo de amor hacia nosotros mismos por encima de todo, es un signo con en el que comprendemos que somos únicos y valiosos sin tener que ser perfectos. ''Cada día más humanos, menos perfectos y más felices'', una frase viral que bien representa lo que hablamos y hacia dónde tenemos que ir.

COMPARTIR ES VIVIR

Pedir ayuda y compartir con los demás para sacar piedras de nuestro mochila, indica una alta autoestima y humildad. Sin embargo, una cosa es decirlo y otra muy diferente atreverse a hacerlo según en qué situación.

Pedir ayuda nos expone y eso provoca una reacción que no preevemos en el otro, que nos digan ''no'' o por el contrario, que nos entreguen su mejor voluntad. De ahí, que se necesite mucho amor propio para aceptar que eso no cambia nada de quien somos y que no significa que ''no lo merecemos''. Entender que recibir una negativa no tiene que frenarnos ni hacernos sentir rechazados es un trabajo que requiere de un tiempo de reflexión, debemos ir un paso más allá, dedicar unos minutos y dar con la respuesta que nos sume y aporte un mensaje constructivo. Y por el contrario, también comprenden que hay personas dispuestas a hacer cualquier cosa por nuestro bienestar. Aprender, en definitiva, que no tenemos que lidiar solos con la adversidad.

A veces la razón por la que nos ponemos una coraza y no dejamos que nadie nos heche una mano viene por miedo e inseguridad. No querer arriesgarnos a sentir malestar, pensamientos y sensaciones que nos produzcan rechazo a recibir una crítica o una reacción que no esperamos. Todo esto genera un bloqueo que no nos deja abrirnos, pero sí nos priva de la oportunidad de recibir en la mayoría de los casos cariño, comprensión y otros puntos de vista.

manos ayuda

 

Lo más bonito sería aprender a querernos y aceptarnos tal como somos, que juguemos el juego de la vida colaborando con los demás para compartir y disfrutar al máximo de una existencia plena. Aunque suele idílico o romántico, no es algo imposible. Los límites los ponemos nosotros y también estamos para rompernos. ¿Aprendemos a perdir ayuda? Compartir es vivir.

Comparte tu reto con nosotros y envíanos tu historia al email: cadena100@cadena100.es, o a nuestro teléfono: 607766100. Cuéntanos tus sensaciones y lo que sientes a superar este reto semanal. :)

Relacionados

CADENA 100