¿El truco para adelgazar?¡Olvídate de las dietas!

Lo mejor es que aprendas a escuchar a tu estómago y a tus emociones

Tiempo de lectura: 2’

Partiendo de la base que parece desmontar la idea establecida en el imaginario común de adelgazar, el terapeuta Luis Navarro expone en su nuevo libro “Los cuatro hábitos de la gente delgada” , que para sorpresa de muchos, esos nuevos hábitos comienzan por las emociones y no por el estómago.

Para perder peso es más determinante escuchar a tu estómago en lugar de centrarte en qué alimentos poner en él,  y para hacerlo correctamente el proceso no empieza en una dieta milagrosa o en una lista de alimentos, sino en tus emociones, y más concretamente  en la ansiedad.
 

“Vi que las dietas nunca funcionaban, eran un desastre y a largo plazo siempre tenían efecto rebote”


El primer paso para adelgazar es dejar a un lado las dietas. “Olvida la ‘mentalidad de dieta’, esa que te restringe a la hora de comer y te genera ansiedad”, aseguraba el experto. La fase de los atracones. la de culpabilidad y restricción se alternan sucesivamente para desembocar en ansiedad o en el temido “efecto rebote”.
 

Toda prohibición te llevará al atracón”


Según Navarro, la ‘mentalidad de dieta’ es muy peligrosa, no sólo a nivel físico sino también mental y emocionalmente. Por tanto, al eliminar prohibiciones a la hora de comer, la necesidad de consumir determinados alimentos disminuirá de forma notable, ya que la angustia y la ansiedad provocadas por la restricción desaparecen. Esto hace que esos alimentos tan deseables que considerabas prohibidos no te apetezcan o que los pruebes sin llegar a saciarte.
 

Tu estómago es el mejor gurú, escucha sus señales


Para explicar el concepto de la “inteligencia del estómago” punto clave en el método del experto, Luis Navarro  establece una comparación con la reacción cuando se tiene sed; “Cuando tenemos sed, bebemos hasta dejar de tenerla, pero nunca seguiríamos bebiendo una vez saciados. Lo mismo debería suceder con la comida”, aclaraba.

¿Y qué es la “inteligencia del estómago”? Es algo así como “comer desde el estómago y no desde la cabeza, dedicando un tiempo a escuchar las señales que emite”, que en ocasiones se contradicen con conductas asumidas culturalmente desde la infancia.

Entonces, la clave es dedicar unos minutos a preguntarte si realmente tienes hambre o es la ansiedad causada por las emociones del día a día o un patrón asumido los que te incitan a comer.


Elimina las prohibiciones


“Toda prohibición te llevará al atracón, pierde el miedo a los alimentos y disfruta de la comida”


Mediante estas pautas básicas, el experto explica cómo el adelgazar o llevar un estilo de vida saludable siempre es más efectivo cuando empieza en tí. 

Relacionados

GroupCreated with Sketch.